La Junta presenta la marca ‘Queso Castellano’, una nueva figura de calidad que pretende amparar el 57 por ciento del total de este producto estrella que se elabora en la Comunidad, ya que en la actualidad, únicamente el cinco por ciento de los quesos regionales se comercializan bajo una marca.

Ésta es una de las medidas que la Consejería de Agricultura y Ganadería llevará a cabo con el fin de capear la crisis de la mejor manera y potenciar, de esta forma, el sector de los quesos. También se cerrarán dos acciones en el ámbito de la carne, en ovino y vacuno, y siempre en el marco de ‘Tierra de Sabor’, que buscarán aumentar y mejorar la comercialización de los productos castellanoleoneses.

En vacuno, durante este año se ha buscado un incremento de la comercialización de las principales figuras de calidad existentes. La Indicación Geográfica Protegida (IGP) ‘Carne de Ávila’ ha modificado su reglamento y ha duplicado su producción hasta alcanzar en 2009, los 4.370 animales certificados, mientras que la ampliación de la IGP ‘Carne de Salamanca’ permitirá la integración de la Carne Morucha de Ávila y la Ternera Charra, con lo que la Junta estima que se puedan alcanzar los 4.400 animales certificados.

En cuanto al ovino, la modificación de la IGP ‘Lechazo de Castilla y León’ permitirá que la mitad de la producción de lechazo de l Comunidad quede amparada bajo la figura de calidad que se denominará Marca de Garantía ‘Lechazo de la Meseta Castellano y Leonesa’.

Estas distintas acciones se llevan a cabo en el marco de ‘Tierra de Sabor’, englobado en el I Plan de Promoción y Comercialización del Sector Agroalimentario 2008-2011. En este sentido, la Junta ha destinado en los dos años que lleva en marcha 436 millones de euros a las industrias y a las explotaciones agrarias, con el objetivo de mejorar la competitividad y productividad del sector, lo que representa el 62 por ciento de lo previsto en el Plan. Se ha alcanzado, por tanto, una inversión total de 1.250 millones de euros que ha permitido la creación de 846 nuevos puestos de trabajo.

En estos dos años se ha destinado el 3,1 por ciento del Presupuesto de la Consejería a líneas de I+D del sector primario y de las industrias y se han establecido siete nuevas líneas de subvención para I+D+i, por valor de 13 millones de euros para una inversión total de 22. Dentro de esta línea de actuación se incluían otras medidas destinadas a singularizar la producción a través del reconocimiento de las figuras de calidad. En este sentido, se han incorporado cuatro nuevas figuras: las IGP Chorizo de Cantimpalos y Pimiento Fresno-Benavente, y las marcas de garantía Castaña del Bierzo y Garbanzo Pedrosillano.

Así, Castilla y León cuenta con 57 figuras de calidad que permiten al consumidor identificar el origen y autenticidad del producto y que abarcan sectores de gran importancia como el de los vinos, los lácteos, las carnes y embutidos, las frutas y hortalizas, la repostería y otros como la agricultura ecológica o la artesanía alimentaria.