La Federación Empresarial Segoviana (FES) ha lamentado que la Asociación Segoviana de Empresas Auxiliares de la Construcción (ASEAC) haya solicitado su salida de la estructura de FES. Además, no comparte las formas elegidas para tratar el asunto, trasladado por carta hace apenas un día (en la que no se cita en ninguna de sus líneas el desacuerdo con el respaldo de FES al proyecto de Palacio de Congresos) y divulgado hoy mediante un comunicado de prensa donde se recogen argumentos distintos a los de la carta.

A juicio de FES, ni existen razones fundadas para esta decisión ni es el mejor momento para tomarla, dado que los problemas a los que se enfrentan los empresarios de la provincia (de todos los sectores, incluido el de la industria auxiliar de la construcción) son numerosos y muy importantes, y es hora de seguir reivindicando soluciones de manera conjunta en vez de abrir frentes individuales; y ahí, en la demanda de soluciones, va a seguir estando FES.

Entre esos graves problemas figuran el descenso de actividad, la morosidad y las dificultades de acceso a la financiación, materias sobre las que FES (junto a su estructura regional -CECALE- y nacional –CEOE y CEPYME-) ha desarrollado un intenso trabajo, consiguiendo notables avances en el ámbito provincial (acuerdos para facilitar créditos a empresas) y en el nacional (nueva Ley contra la Morosidad, pagos a proveedores de la Administración, etc.). 

El presidente de ASEAC, como marcan los Estatutos de FES, es miembro nato del Comité Ejecutivo de la Federación, y como tal, como comisionado de FES, ha participado en cuantas reuniones, encuentros, comisiones, etc. se han convocado para defender los intereses empresariales, también los específicos de ese sector.

Por eso es incomprensible que se esgrima falta de apoyo por parte de FES. No ha existido. Al contrario, la Federación ha incluido, por ejemplo, todas las reivindicaciones específicas de ASEAC en los documentos de demandas que ha presentado a los partidos políticos en las sucesivas convocatorias electorales, reivindicaciones que se han trasladado bajo el paraguas de FES junto a las demandas empresariales generales y específicas de otros sectores integrados.

Respecto al desacuerdo mostrado por ASEAC al proyecto del Palacio de Congresos en la Finca La Faisanera, FES respeta la opinión expresada por ASEAC pero cree que no es razón que justifique el abandono de la Federación, ya que si cualquier desacuerdo tuviera que conllevar una ruptura, ninguna organización, asociación o institución sobreviviría.