Castilla y León es la comunidad que cuenta con más espacios naturales certificados con la Q de Calidad Turística. En concreto, dispone de nueve, lo que supone el 36 por ciento del total de los espacios que la poseen en España. El objetivo de esta certificación es mejorar la calidad y la gestión de los servicios de uso público.

Según explica la Junta en un comunicado, la Q de Calidad Turística establece una serie de requisitos en la oferta de servicios y equipamientos de los espacios naturales que garantizan una mejora en la atención a los visitantes y una mayor satisfacción de la visita. Con la obtención de esta certificación se aseguran la calidad de los servicios de uso público en los espacios protegidos. La consecuencia más importante de la implantación de este sistema es organizar la gestión y facilitar la labor de las personas que trabajan en estas zonas naturales.

Estos espacios cuentan entre sus instalaciones con Casas del Parque, Parques de Aventuras y Aulas del Río gestionadas por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Las actuaciones realizadas para la obtención y mantenimiento de este sello de calidad han ido dirigidas al desarrollo socioeconómico de los espacios naturales. Muestra de ello es que, en 2011, estos nueve espacios recibieron más de 800.000 visitantes.

El motivo para implantar este sistema está motivado porque se estima que anualmente más de 30 millones de personas acuden a los espacios naturales protegidos y utilizan los servicios de uso público, por lo que el Ejecutivo considera es prioritario mejorar la gestión de dichos servicios y su calidad.

En el año 2003, y como experiencia piloto en la Comunidad, se solicitó la implantación del Sistema de Calidad Turística en Espacios Naturales Protegidos, para el parque segoviano de las Hoces del Río Duratón, que tras cumplimentar todos los pasos del proceso, en abril de 2004, se convertía en el primer Parque Natural con esta distinción en Castilla y León, y uno de los primeros en España.

La obtención de la Q de Calidad, conlleva un proceso de cinco etapas. En primer lugar, se debe solicitar la adhesión al sistema de calidad; la segunda etapa es la implantación del sistema que conlleva el análisis y diagnóstico, la formación del personal, las acciones para el cumplimiento de las normas, la documentación del sistema y una auditoría interna; la tercera etapa es la solicitud de certificación al Instituto para la Calidad Turística Española; la cuarta es la realización de una auditoría realizada por empresas acreditadas por el Instituto; y la última etapa es la certificación.

Una vez obtenida la certificación, los espacios protegidos deben superar una auditoría de seguimiento anual durante dos años consecutivos y una auditoría de renovación cada tres años.

En 2012 se encuentran acreditados y en posesión de la marca los espacios naturales Parque Natural Hoces del Duratón, en Segovia, desde el año 2004; Parque Natural Cañón del Río Lobos, en Burgos y Soria, desde el año 2006; Reserva Natural Valle de Iruelas, en Ávila, desde 2007; Monumento Natural Monte Santiago, en Burgos, desde 2007; Monumento Natural Ojo Guareña, en Burgos, desde 2007;Parque Natural de Fuentes Carrionas-Montaña Palentina, en Palencia, desde 2007;Parque Regional Sierra de Gredos, en Ávila, desde 2008; Parque Regional Picos de Europa en Castilla y León, desde 2008; y Parque Natural Las Batuecas-Sierra de Francia, en Salamanca,desde 2011. 

A lo largo del pasado año se desarrollaron y superaron con éxito las auditorías de seguimiento y renovación pertinentes de todos estos espacios naturales.