El culebrón de las irregularidades en la factura de la luz no parece que se vaya a terminar. El ambiente está cada vez más caliente y los consumidores no dejan de quejarse. Se están formando foros en los que los usuarios van compartiendo problemas y reclamaciones de parecida naturaleza y la indignación va aumentando a cada minuto.

De esta forma, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recibió durante el año pasado 317.710 consultas y reclamaciones, frente a las 270.507 recibidas durante 2008. Las 47.203 reclamaciones de más suponen un incremento del 17,45% respecto de las de 2008. Como viene siendo habitual la Telefonía (fija y móvil), suma el mayor número de quejas y reclamaciones de los consumidores (38.548) lo que supone un 12,13% del total de las reclamaciones presentadas. Le siguen las entidades financieras (32.353 reclamaciones), los impuestos (31.841 reclamaciones) y la Administración pública (21.174 reclamaciones). A juicio de la OCU, este fuerte incremento es un fiel reflejo de la situación precaria que están atravesando una gran parte de las familias españolas.

En este sentido, la OCU afirma que el sector que más ha aumentado el número de reclamaciones durante el pasado año es el de la electricidad. En 2009 se gestionaron en las oficinas de la OCU 18.157 consultas y reclamaciones en esta materia, frente a las 6.443 del año 2008. Esta cifra supone un incremento del 182% en el número de reclamaciones. Los problemas con las facturas de la luz ocasionados por el cambio en la regulación llevada a cabo por el Gobierno y las variaciones y aumento de las tarifas eléctricas y la poca transparencia de las empresas del sector son las causas de este inusitado y espectacular aumento de reclamaciones. Todo ello pone de relieve la pésima actuación del Gobierno y de las compañías eléctricas tanto en la regulación como en la prestación de este servicio fundamental.

La OCU ha constatado cómo las reclamaciones relacionadas con las entidades financieras han crecido en un 57,4% sobre todo las relacionadas con las hipotecas, que suponen el 42% de las reclamaciones sobre entidades financieras. Las sucesivas rebajas del Euribor, que en muchos casos no se han visto reflejadas en las hipotecas con “cláusula suelo”, explican este incremento.

Las reclamaciones sobre telefonía, tanto la fija como la móvil, también crecieron de forma significativa durante 2009, un 30,37% lo que les sigue permitiendo mantener el dudoso honor de ser el sector más reclamando por los consumidores. El sector gasista (26,4%), las administraciones públicas (24,7%) y los seguros (20,7%) también se encuentran entre los sectores donde más crece el número de reclamaciones respecto de 2008. Por último las consultas realizadas por los socios de la OCU sobre temas laborales se incrementaron en un 20,5% durante 2008 lo que da idea de la gran necesidad de asesoramiento en el ámbito laboral y en concreto en relación al desempleo.

Sin embargo no en todos los sectores crece el número de reclamaciones. Por primera vez las reclamaciones sobre vivienda en propiedad bajan, en concreto se ha producido un descenso del 22,6%. Las reclamaciones en el sector de los servicios profesionales descienden un 20%, en electrónica e informática un 14,17%, en inversiones un 6,15% y en ocio y espectáculos un 5.94%. La OCU considera que el descenso de reclamaciones en estos sectores vuelve a estar directamente relacionado con el descenso en el consumo ante la crisis económica.

DEJA UNA RESPUESTA