Una sentencia del Juzgado número 5 de la capital ha condenado al Ayuntamiento a retirar las dos marquesinas que levantó en la campa de la estación municipal de autobuses, dando la razón a los vecinos del inmueble contiguo.

Según el fallo de la sentencia, el Ayuntamiento de Segovia tendrá que «demoler y retirar a su costa las dos marquesinas construidas sobre la campa de la estación de autobuses de Segovia, una adosada al edificio de viviendas y la otra al lado opuesto (…) hasta dejar la campa en el mismo estado anterior” y condena al Consistorio al pago de las costas.

En el texto de la sentencia, facilitada por el Grupo Popular, se indica que a pesar de encontrarse las marquesinas sobre un elemento privativo del Ayuntamiento como es la campa, “afecta a elementos comunes del inmueble, especialmente a los elementos estructurales, pudiendo incluso haber quedado afectada la estabilidad y seguridad del edificio». Y añade que «habiéndose realizado la obra son el consentimiento de todos los miembros integrantes de la comunidad, e incluso con la oposición expresa de la parte demandante, estamos ante obras inconsentidas cuya realización contraviene los preceptos legales… lo que debe conllevar la estimación de la demanda y la orden de demolición y retirada de las marquesinas litigiosas».

Antes esta situación, el grupo municipal del PP ha pedido al equipo de Gobierno que busque “una solución en lugar de enconar un conflicto que perjudica a la comunidad de propietarios, al Ayuntamiento, a la Estación de Autobuses y a la ciudad».

De acuerdo con sus datos, la primera de las marquesinas, de 60 toneladas de peso y cuyo coste suponía buena parte de los 300.000 euros que el Ayuntamiento destinó en 2006 a la tercera fase de la remodelación de la Estación de Autobuses, fue instalada con la oposición de los vecinos del inmueble a quienes el propio equipo de Gobierno sugirió que, si no estaban de acuerdo, recurrieran a los tribunales. La modificación de los anclajes de esta marquesina costó 50.000 euros más. Esta marquesina, sus anclajes, y una segunda marquesina, instalada por orden del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Segovia tras el inicio del litigio por la primera y también con un coste importante, tendrán que ser retiradas en función de esta nueva sentencia, contra la que cabe recurso.

La remodelación de la Estación de Autobuses de Segovia comenzó en 2004 con un plazo de ejecución de seis meses. El presupuesto inicial de la obra era de 418.000 euros, pero se han gastado ya alrededor de 1,5 millones, según el PP.