La borrasca atlántica que el servicio alemán de meteorología ha bautizado con el nombre de Petra y que circula acompañada por fuertes vientos que pueden llegar a superar los 100 Km. por hora, está afectando desde esta madrugada a Castilla y León por lo que el servicio de Protección Civil de la Delegación del Gobierno aconseja adoptar una serie de medidas preventivas en evitación de posibles perjuicios.

Según la Agencia Estatal de Meteorología la velocidad de desplazamiento de la borrasca es lenta, circula de oeste a este y afecta al norte de la Comunidad. Las previsiones apuntan a una pérdida paulatina de intensidad, con lo que las fuertes rachas de viento irían desapareciendo esta tarde de las zonas afectadas

En Segovia, las rachas de viento han alcanzado hasta los 81 kilómetros por hora según los datos ofrecidos por el observatorio de La estación de esquí de La Pinilla. Por el momento, no se han registrado daños causados o accidentes aunque la circulación en la A-1, desde el kilómetro 98 hasta el kilómetro 105, entre las localidades de Villarejo y Cerezo de Arriba, ha estado condicionada por las fuertes rachas de viento.

 

Protección Civil aconseja las siguientes medidas de prevención:

Si se encuentra en su vivienda

Cerrar y asegurar puertas, ventanas o toldos.

Retirar macetas y todos aquellos objetos que puedan caer a la calle y provocar un accidente.

Si se encuentra en la calle o en el campo

Es conveniente alejarse de cornisas, muros o árboles, que puedan llegar a desprenderse y tomar precauciones delante de edificaciones en construcción o en mal estado.

Abstenerse de subir andamios sin las adecuadas medidas de protección.

Si va a viajar

Ante la predicción de vendavales hay que procurar evitar los desplazamientos por carretera y si es necesario hacerlos, extremar las precauciones por la posible presencia de obstáculos en la vía.

En todo caso, infórmese de las condiciones meteorológicas de la zona a la que se dirige.

 

RECUERDE

Las medidas de prevención ayudan a reducir el daño que puede derivarse de los desastres.

En caso de emergencia, conocer algunas pautas de autoprotección, ayuda a tomar decisiones que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás.