Un total de 32.848 personas recibieron la vacuna frente a la gripe en Segovia durante la pasada campaña autonómica 2012/2013 de vacunación antigripal. La cifra supone un 20,07 por ciento de cobertura para la población total de residentes en Segovia cuyo número asciende a 163.701 personas. Según datos de la Delegación Territorial de la Junta en Segovia, de esas 32.848 personas vacunadas 22.606 personas tienen 65 o más años, 2.469 personas se encuentran en una edad comprendida entre 60 y 64 años, y 10.242 personas tienen menos de 65 años.

En la región fueron un total de 525.977 las personas que recibieron la vacuna según señaló en la Comisión de Sanidad de las Cortes de Castilla y León, el director general de Salud Pública, Agustín Álvarez, quien informó sobre los resultados y pormenores de la pasada campaña autonómica 2012/2013 de vacunación frente a la gripe, condicionada por la inmovilización cautelar, parcial y provisional de vacunas antigripales. El balance de esta última campaña -y también su desarrollo- ha tenido como un importante condicionante la alerta farmacológica emitida por las autoridades sanitarias italianas y recogida por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, que se refería a uno de los dos tipos de vacunas utilizados, lo que conllevó a esa inmovilización cautelar de las varios lotes de unidades vacunales, a nivel europeo, nacional y autonómico, a las que se refería la sospecha.

La alerta, notificada en plena campaña, supuso la paralización parcial de la vacunación general, centrándose la disponibilidad de vacunas antigripales en la población institucionalizada -en la que la cobertura lograda ha superado el 91 %- y en los grupos de especial riesgo. Levantada la alerta a partir de la última semana de noviembre, la campaña autonómica recuperó paulatinamente la normalidad, ampliándose las fechas inicialmente previstas hasta el 21 de diciembre, con el objetivo, por parte de la Junta, de que las personas para las que está recomendada la vacuna pudieran acceder a ésta y a la consiguiente inmunización.

A pesar de estos inconvenientes, destacó que Castilla y León ha logrado alcanzar porcentajes aceptables en la mayoría de los segmentos de la población para la que estaba dirigida especialmente la campaña, de manera que las tasas registradas por Sanidad permiten a la región situarse entre las primeras comunidades autónomas españolas, por encima de la media nacional lograda en el ejercicio anterior.

Por este motivo, el objetivo de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno castellano y leonés es recuperar en campañas próximas la confianza y la participación de los ciudadanos en la vacunación frente a la gripe, la principal medida preventiva ante esta enfermedad estacional cuyas complicaciones entre la población a la que se le recomienda vacunarse pueden ser muy graves o, incluso, mortales.