En total se han plantado 21.856 árboles de distintas especies: 12.580 encinas (Quercus ilex), 3.240 pinos piñoneros (pinus pinea), 3.000 pinos negral (pinus pinaster), 1.596 enebros (juniperus oxycedrus), 840 pinos carrascos (pinus halepensis), 360 sabinas (juniperus thurifera) y 240 almendros.

La inversión total alcanza aproximadamente los 39.000 euros, subvencionado en un 80% por la Junta de Castilla y León a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

 

En el término de Fuentemilanos

La actuación más importante es la que se ha llevado a cabo en el barrio incorporado de Fuentemilanos, en concreto en el paraje conocido como “El Cueto”, de 4,66 hectáreas que durante años fueron utilizadas como vertedero incontrolado acumulando toneladas de desperdicios, escombros o chatarra que transformaron el lugar en una zona degradada e insalubre.

Para cambiar esa tendencia y recuperar el carácter natural de “El Cueto”, la Concejalía de Medio Ambiente limpió la zona y la cubrió de una capa de tierra vegetal de 50 centímetros.

Finalizados esos trabajos y aprovechando la época idónea para las plantaciones se ha reforestado “El Cueto” plantando 4.060 árboles entre encinas, enebros, pinos piñoneros y pinos resineros.

La plantación se ha protegido con un vallado de postes de madera y alambre de 1’2 kilómetros de longitud, para favorecer el crecimiento de los pequeños árboles.

 

Actuaciones realizadas en Zamarramala

Otra de las actuaciones realizadas este otoño-invierno, ha sido la que se ha llevado a cabo en una de las parcelas del Peñigoso, en concreto, en 3,58 hectáreas de las 25 que ocupó, durante 30 años, el vertedero de la ciudad.

La plantación se ha completado con la colocación de 1,2 kilómetros de cerramiento para proteger la actuación y de 3.938 protectores de las plantas.

 

Plantaciones en Perogordo

A las actuaciones anteriores hay que añadir las que se han llevado a cabo en Perogordo. Allí, en cuatro parcelas, con una superficie total de 9,67 hectáreas, se han plantado 13.854 unidades.

En una de las fincas, además, se ha colocado el cerramiento (postes de madera y alambre) de 4’3 kilómetros de longitud.

En total, durante el otoño-invierno, 2009-2010, el Ayuntamiento ha reforestado 17.91 hectáreas de su término municipal.