Las Casas de los parques naturales de las Hoces del río Duratón, en Sepúlveda, y las Hoces del río Riaza, en Montejo de la Vega de la Serrezuela, lucirán una mejor imagen a partir del próximo mes de marzo gracias a los trabajos que ocho alumnos del Taller de Trabajo Forestal llevarán a cabo en la zona.

A través de esta iniciativa, organizada por el Servicio Público de Empleo de la Comunidad (ECyL), los alumnos vienen desempeñando desde el pasado mes de octubre, distintas labores prácticas y teóricas destinadas a la conservación y mantenimiento de los Parques Naturales. Con los trabajos que actualmente se están realizando en las distintas zonas, los alumnos completarán una formación total de 960 horas. Coordinados por profesores y personal de la Junta de Castilla y León, los alumnos han recibido formación teórica en las Casas de los Parques, gracias a la colaboración de la Fundación para el Desarrollo Rural Macario Asenjo Ponce con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

La Consejería de Medio Ambiente y la Fundación Patrimonio Natural han cedido estos espacios a través de un convenio firmado entre la propia Consejería y la Fundación Macario Asenjo Ponce para el desempeño de las enseñanzas teóricas. Tras la formación teórica llega el momento de la aplicación práctica. Así, los alumnos están aprendiendo como se realizan los diferentes tratamientos selvícolas, repoblaciones forestales y también recibirán conocimientos para la conservación y el manejo de las funciones que se desarrollan habitualmente en los Parques Naturales.

El objeto del taller de empleo es que los ocho alumnos conozcan y desarrollen de primera mano los trabajos de mejora necesarios en un espacio de estas características. De este modo contribuirán a conservar el buen estado del Parque y mejorar al mismo tiempo el uso que de él puedan realizar los vecinos y visitantes que cada año acuden a transitar por este espacio natural que se encuentra incluido en la Red de Espacios Naturales. Además, bajo la filosofía ‘aprender trabajando’, estos talleres de empleo quieren facilitar a los mayores de 25 años el aprendizaje de nuevos conocimientos y su aplicación práctica para que a su vez aumenten las posibilidades de acceso al mercado laboral.