Los tres jóvenes detenidos la noche del pasado 17 de octubre cuando intentaban robar una joyería del centro de Segovia a través de un butrón ya se encuentran en prisión. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía, alertados sobre las 23.25 horas por la propietaria del establecimiento, situado en la avenida Fernández Ladreda, les sorprendieron antes de que lograran acceder al interior, aunque para entonces ya habían causado numerosos daños al hacer el agujero en el local contiguo “utilizando sofisticadas herramientas como un ‘puntal hidráulico”, precisaron desde la Subdelegación del Gobierno.

G.R.I., de 30 años de edad, N.A.B., de 24, y E.P.S., de 26, todos de nacionalidad rumana, “formaban presuntamente un grupo de delincuentes perfectamente estructurado y se habían trasladado desde Madrid, donde tenían su base operativa, para realizar el robo”, añadieron las citadas fuentes a través de un comunicado recogido por Ical. Según los responsables de la investigación, este delito, “como otros similares que cometen estos grupos de delincuentes, requiere un alto grado de especialización y deben estar perfectamente estudiados y planificados”.

En este sentido, “su ejecución requiere actuaciones preliminares, como vigilancia sobre las personas que regentan el establecimiento elegido como objetivo, control de sus hábitos y horarios y un estudio detallado de la situación del establecimiento y otros adyacentes, dispositivos de alarma o seguridad… Todo para valorar si es posible llevar a cabo el robo y buscar los puntos más débiles por los que poder acceder al establecimiento con mayor facilidad”.

La Policía explica que los miembros de estos grupos tienen delimitados sus cometidos: “Así, mientras unos vigilan en el exterior por si se observan presencia policial o cualquier incidencia que pudiera poner en peligro la actuación, otros se encargan de realizar el butrón”.

En cuanto al ‘puntal hidráulico’, “es una herramienta que no se utiliza para trabajos habituales de la construcción y que se requiere un conocimiento previo y especializado para su manejo”. A los detenidos también se les intervinieron, entre otros efectos, guantes, pasamontañas y herramientas para cometer este tipo de robos y evitar su posible identificación.