El alcalde de Segovia y exconsejero de Caja Segovia, Pedro Arahuetes, aseguró hoy desconocer si la entidad pagó 4 millones de euros a Hacienda por regalos y viajes a sus consejeros así como otras “liberalidades” no declaradas según aseguró ayer Upyd. Tras la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local, el regidor municipal aseguró que únicamente “me correspondía una cesta de Navidad que yo repartía a diferentes instituciones benéficas”.

El partido magenta aseguró ayer que la entidad ocultó en sus Informes de Gobierno algunas operaciones de crédito con miembros del Consejo de Administración como las del presidente de la patronal segoviana, que de acuerdo a sus datos, ascendían hasta 9 millones de euros. En este sentido, Arahuetes admitió la existencia de operaciones de créditos con miembros del propio Consejo de Administración o de personas relacionadas con ellos aunque por otro lado aseguró no recordar nombres exactos ni el montante al que ascendían.

“Todos los créditos de los miembros del Consejo de Administración, la Comisión de control y de la Dirección deben pasar por el Consejo de Administración pero no recuerdo si éstos pasaron o no”, aseveró. No obstante, incidió en que “se está tardando demasiado en esclarecer la situación” mientras recordó que abandonó su cargo por “oscurantismo”.