Los segovianos siguen demostrando su interés por la recogida selectiva de residuos y se mantiene la tendencia registrada desde el inicio del 2013 en el depósito de textiles y aceite doméstico usado.

En los tres últimos meses, la empresa Ecotextile Solidarity (adjudicataria del servicio de recogida de ropa y calzado usado) retiraba de los 43 contenedores que existen repartidos por la ciudad, los barrios incorporados y la entidad local menor de Revenga, 30.480 kilos. Esta cifra supone un pequeño incremento respecto a los dos trimestres anteriores, seis meses en los que se recogían 60.660 kilos.

En lo que va de año se han depositado en estos contendores 94.100 kilos de cualquier tipo de ropa, tejido o calzado, residuos a los que se les da distintos destinos en función de su estado.

Además, los segovianos tienen a su disposición los contenedores de los puntos limpios fijos de la ciudad (el del Peñigoso y el del Vallejuelo), así como el punto limpio móvil que recorre los distintos barrios con arreglo a un calendario preestablecido.

 

Recogida de Aceite Doméstico

Por su parte, la sociedad Apadefim 2000 SLU ha recogido 4.650 litros de aceite doméstico usado. En concreto, los segovianos han depositado 3.575 litros en los contenedores repartidos por los barrios de la capital, 550 litros en los barrios incorporados y 525 litros en los puntos limpios.

En este tercer trimestre del año hay que señalar un incremento del aceite depositado en los contenedores de los barrios incorporados, frente a un ligero descenso en el recogido de los contenedores de la ciudad y en los puntos limpios.

Hasta la fecha, los segovianos han echado en los contenedores, especialmente destinados a ese fin, 14.725 litros.

Además de la retirada del aceite doméstico, la sociedad se encarga de la limpieza y mantenimiento de los 22 contenedores (ninguno en el Casco Antiguo donde el servicio se presta a través del Punto Limpio Móvil los jueves).

Recodar que en los contenedores «naranjas» se debe depositar aceite doméstico usado, nunca aceite de coche, y en botellas de plástico bien cerradas con tapón de rosca. De esta manera, la recogida y posterior reciclado tendrá un resultado positivo, evitará que el aceite se salga y que éste se esparza por el contenedor.