El vecino de Boceguillas (Segovia) de 35 años que permanecía en paradero desconocido desde el pasado 10 de mayo “regresó ayer a casa”, según anunció hoy la Coordinadora por el Desarrollo Integral del Nordeste de Segovia, que se había implicado en su búsqueda a través de las redes sociales. La familia, que ya no ha dado más explicaciones, interpuso una denuncia ante la Policía por temor a que hubiera sufrido algún percance grave, extremo que ahora queda descartado.

De hecho, fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Burgos precisaron a Ical que la denuncia se retiró ya el pasado sábado. Dos hermanos la habían presentado el 13 de mayo en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Aranda de Duero (Burgos), ya que fue en esta localidad donde se le perdió la pista.

Uno de los hermanos del desaparecido, José Javier Martínez, aseguró que era la primera vez que éste se iba “sin decir nada“, y relató que lo último que supieron de él es que se desplazó a la citada localidad ribereña el 10 de mayo con otra persona: “El amigo bajó del coche a comprar mientras mi hermano se supone que se quedaba esperando, pero cuando volvió ya no estaba”.

Además, añadió que su hermano tenía apalabrada la compra de un coche para el martes pasado en un taller de Aranda y no había acudido; y también que acababa de conseguir hace pocas semanas un empleo como camarero en Fresno de Cantespino (Segovia) tras un año en paro y, sin embargo, “desapareció sin decir nada a su jefe y sus compañeros”.

Asimismo, la Policía fue informada de movimientos en la cuenta bancaria del desaparecido registrados en Vitoria, lo que en un principio dejaba abierta la hipótesis del robo, según la propia familia, pero las autoridades ya han dado por cerrado el caso tras la retirada de la denuncia.

DEJA UNA RESPUESTA