Según nos cuenta la wikipedia, los ambigramas son palabras o frases escritas o dibujadas de tal modo que admiten, al menos, dos lecturas diferentes. La segunda lectura se podrá hacer tras hacer algún tipo de operación con el dibujo original. En la mayoría de los casos, la segunda lectura se realiza tras girar el dibujo 180º, estamos ante los llamados ambigramas de simetría central; en otros, la segunda lectura se producirá al ver la imagen reflejada en un espejo, son los ambigramas de simetría horizontal o vertical; finalmente existen ambigramas que no tienen ningún tipo de simetría pero, aún así, existe una segunda lectura del mismo.

Pues bien, un asiduo lector de Segoviaudaz.es, Adrián Moro Calderón, nos ha enviado uno de estos ambigramas que él mismo ha creado con el nombre de nuestra cabecera. Además lo ha publicado en su blog, en que él mismo se define con mucha gracia de la siguiente manera: “Soy un chaval de segovia, moreno, ni alto ni bajo, soltero (por si a alguna le interesa), que se debió de dar un golpe en la cabeza de pequeño y por eso ahora le da por hacer spaces raros como este.”

Desde la redacción de Segoviaudaz.es queremos agradecer a Adrían su esfuerzo por este ambigrama, y animamos a nuestros lectores más audaces a que continúen con el espíritu colaborativo enviándonos lo que quieran a redaccion@segoviaudaz.es

DEJA UNA RESPUESTA