Muchos los califican como un paso más allá en el desarrollo del séptimo arte, una calidad excepcional, una envoltura con la historia de máximo nivel…pero para otros el cine de toda la vida es el que siempre perdurará. Muchas opiniones pero un hecho real, que FACUA, Consumidores en Acción ha podido constatar. Los precios de las entradas de cine en películas en 3D son desorbitados. Y es que los que quieran disfrutar de una película en tres dimensiones, tendrá que pagar hasta un 40,2% más como media nacional.

Según un estudio comparativo realizado por FACUA, una entrada de cine un día laborable cuesta una media de 8,90 euros si la película se proyecta en tres dimensiones, frente a los 6,35 euros del resto de filmes. En Segovia, la media se sitúa en 5,50 euros en día laborable, en 5,00 euros en día del espectador y 6,60 euros en sábados, domingos y días festivos.

No hay que olvidar que muchas de estas películas no han sido rodadas en 3D, sino tratadas a posteriori, lo que supone una muy inferior calidad del efecto visual de tres dimensiones, que en ocasiones resulta, lo que la organización tacha de una “auténtica tomadura de pelo a los espectadores”.

FACUA reclama a los estudios, las distribuidoras y las salas de exhibición más claridad al anunciar las películas que se proyectan en 3D para que los consumidores puedan diferenciar las que han sido realizadas directamente con esta tecnología y no ser víctimas de lo que podría llegar a considerarse una publicidad engañosa.

Consumidores en Acción encuentra aún, muchos parches en la proyección de estas películas que han llevado a replantearse muchas cuestiones que pasan desde el uso de las gafas de 3D, hasta los precios en días laborables, fines de semana o día del espectador.


¿Gafas higienizadas?

En primer lugar, la asociación cuestiona el uso de un complemento que usan cada día cientos de personas y demanda a las salas de cine que garanticen a los consumidores que las gafas para el visionado en 3D que entregan han sido correctamente higienizadas para evitar el contagio de enfermedades oculares. Algo que deberían inspeccionar las autoridades sanitarias de comunidades autónomas y ayuntamientos.

 

Seis de cada diez cines ya proyectan películas en 3D

El 60% de los cines analizados por FACUA en diciembre de 2010 ya proyectan películas en 3D. Lo hacen ochenta y cuatro de los 145 cines encuestados. De las cincuenta y dos ciudades estudiadas por FACUA (todas las capitales y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla), sólo siete no cuentan con salas de este tipo.

El precio medio más elevado de los cines que tienen 3D se sitúa en Albacete, con 10,50 euros, seguido de Barcelona, 10,33 euros y A Coruña, 10,17 euros. Los menos caros están en Ávila y Melilla, con 7,00 euros, seguidos de Cáceres, Teruel y Zamora (7,50 euros) y de Orense (7,60 euros).

 

Entre 6,00 y 11,00 euros, según el cine

Las diferencias de precios alcanzan el 83,3% si se compara el cine con las entradas para proyecciones en 3D más caras y el que las oferta más económicas. En un extremo, el Yelmo Cines Isla Azul, de Madrid, con un precio por entrada en días laborables de 11,00 euros. En el otro, el Gesma Orense, donde se vende por 6,00 euros.

 

Día del espectador, fines de semana y festivos

En la mayoría de los cines con 3D, el precio de una entrada en días laborables se mantiene los fines de semana y festivos.

De los ochenta y cuatro cines con 3D analizados por FACUA, ochenta y dos cuentan con día del espectador, en el que el precio medio es de 7,61 euros, un 16,9% menos que en los días laborables. Los precios medios más altos son los de Toledo, con 9,00 euros, seguidos de Madrid (8,76 euros) y de Burgos y Alicante (8,60 euros). La media más baja está en Ávila y Melilla, con 7,00 euros, seguidas de Teruel y Zamora (7,50 euros) y Orense (7,60 euros).

DEJA UNA RESPUESTA