Apadefim 2000 SLU gestionará el servicio de recogida específica de aceites comestibles usados en el municipio de Segovia. El Ayuntamiento ha adjudicado a esta empresa el servicio que completa la oferta municipal para la gestión de este residuo que ya podía depositarse en los puntos limpios fijos y móvil del municipio.

A partir de ahora y en un plazo máximo de tres meses se distribuirán los contenedores por la capital, barrios incorporados y entidad menor de Revenga para la recogida del aceite. Su colocación así como su recogida, limpieza y mantenimiento corren a cargo de Apadefim 2000 SLU y no tiene ningún coste para el Ayuntamiento.

Igualmente, el personal, los vehículos y/o las instalaciones de almacenajes serán responsabilidad de la empresa adjudicataria del servicio.

Depositar el aceite en los contenedores permitirá, además de su reciclado, reducir los efectos negativos que provoca su vertido por los desagües domiciliarios a la red de alcantarillado, ya que al juntarse el aceite con los detergentes forman cúmulos sólidos de jabón que ocasionan atascos en las tuberías de la red general, además de malos olores y de poder servir de alimento a los roedores.

En la Estación Depuradora el tratamiento del agua con aceites y grasas se dificulta ya que estos afectan su funcionamiento al formar una película en la superficie de los decantadores dificultando la sedimentación, obstruyendo las rejas y dañando la aireación del proceso biológico, lo que redunda en averías y en la vida de estas instalaciones.

Además, los aceites y grasas que acaban en los ríos, por ejemplo por vertidos incontrolados, forman una película superficial que altera el ecosistema, causando la muerte de la flora y fauna acuática de los cauces.

Y es que la recogida del aceite doméstico tiene múltiples efectos positivos en el medio ambiente desde optimizar la depuración de las aguas residuales, a la disminución de la proliferación de organismos perjudiciales para la salud, pasando por la reducción de malos olores, la obstrucción de las tuberías o la eliminación de un residuo altamente contaminante de la red de alcantarillado. 

Apadefim 2000 SLU destinará el material recogido para su aprovechamiento como biodiesel en una planta de tratamiento de Castilla y León. 

El contrato hoy suscrito entre el Ayuntamiento y Apadefim 2000 SLU tiene una duración de un año.