Bankia vendió más de 4.500 activos inmobiliarios en 2011, una cifra que asciende a 5.100 si se incluyen los alquileres cerrados durante un año muy complicado para el sector inmobiliario. Los activos comercializados el año pasado tienen un valor total de unos 850 millones de euros, de los que el 70 por ciento corresponden a viviendas, garajes y locales, y el 30 por ciento restante a suelo.

La entidad destaca especialmente el hecho de haber comercializado más de 250 millones de euros en suelo, ya que son los activos que más difícil venta están teniendo durante la actual crisis económico-financiera.

Bankia también impulsó el alquiler de viviendas, una opción creciente en España, y durante el pasado año alquiló más de 600 inmuebles.

Por zonas de España, la comercialización de inmuebles se concentró especialmente en la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana, con más del 60 por ciento de las ventas.

Bankia implantó durante este año un agresivo plan de ventas en toda su red, más de 3.300 sucursales, así como por otros canales como un portal inmobiliario (www.hogares.es), las subastas on-line y una red de mediadores.

Por otra parte, la entidad ofreció descuentos a los compradores con una rebaja media del 30 por ciento, además de una financiación en condiciones ventajosas con hipotecas sin comisiones y con un interés del Euribor más 0,90 por ciento.

Fuentes de la entidad destacaron que su estrategia y su esfuerzo de ventas se consolidaron durante un año en el que la comercialización de inmuebles en España sufrió una importante caída. En ese contexto, Bankai se situó como una de las entidades financieras españolas más activas en el mercado inmobiliario en el último año, especialmente en el último trimestre de 2011, cuando se produjeron el 35 por ciento de sus ventas de viviendas.