La calidad de estos pequeños cantores ha hecho que numerosos programadores de conciertos de la geografía nacional requieran la presencia del Coro, teniendo ya en agenda conciertos hasta el año 2011.

El Coro de niños ‘Ciudad de León’, bajo la batuta de David de la Calle, actuará en Segovia este sábado a partir de las 19.00h en la iglesia del Colegio padre Claret. Ellos serán los encargados de interpretar obras de Stravinsky, Lloyd Webber, Leonard Bernstein, música espiritual del siglo XX.

Los intérpretes de dicha actuación serán el propio Coro de niños «Ciudad de León», junto David de la Calle, director; David Ruiz, contratenor; Héctor Sánchez, piano y Carlos Blanco en la percusión.

 

Sinfonía de los Salmos – Igor Stravinsky

Fue escrita en 1930, por encargo de Serge Koussevitzky, para celebrar el cincuenta aniversario de la Boston Symphony Orchestra. Esta Sinfonía, compuesta por Stravinsky durante su periodo neoclásico, deriva su nombre del uso del texto da Salmos tomadas de Biblia Vulgata en latín (39, 40, y 150).

Stravinsky adapta la naturaleza religiosa del texto a la obra a través de diversas técnicas compositivas: el segundo número de la sinfonía está compuesto en contrapunto fugado (en este caso una impresionante Fuga Doble), utilizado ampliamente por la Iglesia en los periodos renacentista y barroco; el coro pensado por Stravinsky habría de comprender hombres y niños, tal y como era común en todos los coros eclesiásticos hasta el siglo XIX; además de la utilización de la escala octatónica, los modos eclesiásticos, o numerosas Terceras de Picardía.

La dedicatoria a la Sinfónica de Boston reza: “Esta Sinfonía compuesta a la gloria de Dios…”, y bien podría manifestar la necesidad del compositor de expresar su fe y deseo de rendir homenaje a Dios.

 

Chichester Psalms – Leonard Bernstein

Compuestos por Bernstein para el Festival de las Tres Catedrales, tras ser encargada por la Catedral de Chichester en 1965, su première mundial tuvo lugar, sin embargo, en el Philarmonic Hall de Nueva York. Los Chichester Psalms fueron la primera composición del neoyorkino tras su Tercera Sinfonía “Kaddish”, y en ambas obras utilizará un coro cantando textos en hebreo. En este caso, el material utilizado pertenece a los salmos 100, 108, 2, 23, 131, y 133.

Toda la obra desprende una sorprendente vitalidad y frescura, lo que ha hecho que, a pesar de su dificultad, sea ampliamente interpretada. Es curioso saber que algunos de los principales materiales pertenecen a trabajos previos, como el maravilloso solo del segundo número (adaptado de un musical que Bernstein nunca completó: The skin of our Teeth), o el tormentoso canon de los hombres en este mismo número (adaptado de un material suprimido de West Side Story).

 

Iglesia del Colegio Padre Claret, lugar de celebración

La Iglesia pertenece colegio de los Padres Misioneros del Corazón de María fundado por el Padre Claret, que celebra en 2009 el 125 aniversario de su fundación.

Durante su estancia en La Granja como confesor de Isabel II, San Antonio María Claret venía con frecuencia a la residencia de su congregación, donde predicaba. A la derecha de la iglesia hay un pasillo en el que se ha colocado la celosía que estuvo en el primitivo templo y tras la que se retiraba el Padre Claret para rezar; la tradición dice que en este lugar hablaba con Jesús y con María.

La actual y moderna iglesia es obra del arquitecto F. Javier Pérez García. Por ella recibió, en 1972, el Premio del Colegio de Arquitectos de Madrid a la Mejor Obra Religiosa. Frente a su fachada hay un monumento dedicado al Santo, obra del escultor segoviano José María Moro.