Licenciado en informática y vinculado profesionalmente al mundo de la banca y de las finanzas. Desde su juventud Julio Gibsert ha participado activamente en el ámbito de la economía alternativa, siendo en la actualidad uno de los principales expertos en España sobre bancos del tiempo y economía social. Soluciones y posibles salidas a una crisis que está minando además de la economía, las mentes de los españoles, y que Gisbert ha tenido la amabilidad de esbozar junto a Segoviaudaz.es

-Supongo que será la pregunta que todos hacen, no obstante ¿Una nueva economía es posible? ¿Qué ventajas tendría?

No es la pregunta que todos me hacen al iniciar una entrevista de este tipo, porque antes me suelen preguntar un clásico evidente, que es sí se puede vivir sin empleo; En cualquier caso una nueva economía es posible y es necesaria, no solo en el sentido de transformar la actual economía – que también y vistas las consecuencias es más que necesario obligado – sino en simultanearla con otros modelos o sistemas económicos más inclusivos, solidarios y sostenibles medioambientalmente. Yo hablo siempre de complementar, no de sustituir, y que sea también una cuestión de opciones y no de imposiciones, también en economía. Y la ventaja es una cuestión entonces de libertad, de poder elegir un modelo u otro.

 

-No hay fórmulas mágicas, pero ¿Cómo se puede vivir dignamente sin dinero oficial y sin empleo?

Como bien comentas no son formulas mágicas sino simplemente es – aunque pueda sonar cómico o demasiado fácil – una cuestión de organizarse; cuando las comunidades, colectivos y personas se auto-organizan y gestionan eficazmente todos sus recursos, es entonces cuando se puede optar a poder vivir incluso sin dinero oficial y sin empleo.

 

-Este tipo de iniciativas…¿tomarán peso con el creciente ‘desencanto’ de los ciudadanos a las clases dirigentes? ¿Cuál crees tú que es su papel y cómo los ves tú?

Desde luego que tomarán peso, porque la gente ya no sólo se indigna sino que empieza poco a poco a proponer soluciones, desde las más alternativas como pueden ser las Cooperativas Integrales, hasta las tiendas gratis, los mercadillos de trueque o los bancos de tiempo de las diferentes asambleas del 15M por toda España, etc. Y su peso será cada vez mayor porque están empezando precisamente a eso, a organizarse y sobre todo a actuar.

 

-La idea de la moneda social actúa como una especie de trueque. ¿Cómo podríamos implantar un sistema así en España?

No es un trueque sino que simplemente es una herramienta que lo facilita y que es además muy fácil de crear. Y cómo implementarlo en un país como el nuestro, no creo que sea posible a nivel nacional, sí en cambio en un ámbito más local o incluso regional (de hecho la Cooperativa Integral Catalana es ya un hecho en Catalunya). Hay un ejemplo contrario a esta opinión que fue el caso de Argentina en los años 2001 y 2002, pero fue el caso de una economía fallida como fue la de este país en los años del corralito, no creo que lleguemos a ese extremo.

 

-¿Esta idea de moneda puede llegar más allá de la crisis?

Si logramos que sean verdaderamente efectivas estas experiencias, yo creo que pueden ser incluso una alternativa vital para muchos, sobre todo para gente muy concienciada que quiera hacer las cosas y vivir de otra forma.

 

-Para este fin que crees que es más importante ¿La implicación de la ciudadanía o de las clases políticas? 

La ciudadanía implicada en temas políticos.

 

-¿Crees que no se le da la importancia necesaria a los bancos de tiempo? ¿Cómo se podrían impulsar?

Yo creo que sí se les da mucha importancia, de hecho cada vez hay más bancos de tiempo en España – yo calculo que habrá actualmente unos 256 bancos de tiempo operativos en nuestro país – y llama cada vez más la atención a las instituciones públicas, sobre todo ayuntamientos que son sus principales valedores.

 

-¿Qué ejemplos podríamos tomar? 

En el caso español podríamos tomar como ejemplo, en el ámbito de las monedas sociales, a todas las experiencias monetarias alemanas – por proximidad, por compartir el Euro y porque son más de 60 monedas funcionando actualmente allí – y a los bancos comunitarios brasileños que funcionan indistintamente con moneda social y moneda nacional .Respecto a bancos de tiempo, yo tomaría el formato de los bancos de tiempo en Portugal, que son como sucursales bancarias dedicadas al intercambio.

 

-¿Cuáles serían los tres pilares de Vivir sin empleo? 

Los tres pilares podrían ser: COMUNIDAD, RECURSOS y ORGANIZACIÓN, son los tres pilares clave de todas las iniciativas de las que hablo en mi libro.