Más de 3.000 trabajadores de Renfe Operadora y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) están llamados a las urnas en Castilla y León el martes, 1 de marzo, para elegir a sus representantes sindicales. En el conjunto del país, la cifra asciende a 14.000 empleados por ambas compañías.

Serán las segundas elecciones sindicales que se celebren después de la aplicación en 2005 de la nueva Ley del Sector Ferroviario, que supuso la liberalización del sector en España y la creación de dos sociedades nuevas: Renfe Operadora y Adif.

En Castilla y León, Comisiones Obreras aspira a revalidar la mayoría que obtuvo en marzo de 2007. Por el contrario, en el conjunto de las autonomías, el más votado fue el Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf), que obtuvo el 28,8 por ciento de los sufragios, que le otorgan 150 representantes. La jornada electoral de hace cuatro años contó con un elevado índice de participación en España, del 89,9 por ciento, sobre un censo total de 14.000 trabajadores.

Los siguientes sindicatos más votados fueron las propias Comisiones Obreras, que con un 25,5 por ciento de los votos consiguió 137 delegados, y UGT, 121 con un 23,7 por ciento. Mientras, CGT y SF lograron 49 y 33 representantes, respectivamente, al contar con un 10 y un 7,7 por ciento de los votos.

De los más de 3.000 empleados en la Comunidad, 1.627 corresponden a Renfe y 1.366 a Adif. A ellos se suman diferentes órganos directivos que también tienen derecho a voto. Por provincias y por lo que respecta únicamente a Renfe Operadora, 611 están llamados a votar en Valladolid (sólo los talleres tienen más de 520), otros 393 en León, 369 en Burgos, 134 en Salamanca, siete en Ávila, seis en Soria y ninguno en Segovia y Zamora.

Por lo que respecta a Adif, 455 trabajan en León, 355 en Burgos, 341 en Valladolid, 159 en Palencia, 131 en Salamanca, 76 en Ávila, 65 en Zamora, 51 en Soria y 33 en Segovia.