La Diputación de Segovia instará a Renfe a que revise su política de precios de Avant para adecuarla a las demandas de los usuarios frecuentes de la linea de alta velocidad Madrid-Valladolid. Tras la aprobación por unanimidad en el último pleno corporativo de la institución y a propuesta del PSOE, se pedirá a la operadora ferroviaria, la adopción de medidas de flexibilidad de las condiciones de uso de los bonos así como la revisión de las tarifas.

Se trata, como explicó el portavoz socialista, José Luis Aceves, de que Renfe reduzca el número mínimo de viajes y se amplíe el periodo de utilización de los bonos para “un mejor aprovechamiento de los mismos a unos precios razonables”. La institución que preside el popular Francisco Vázquez, acordó además dar traslado de la petición al Ministerio de Fomento y a la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León.

Los socialistas calificaron la oferta de Renfe de “digna” pero señalaron que existen aspectos a mejorar como los precios tras el incremento del IPC y las mejoras de las condiciones de disfrute de los bonos. En este sentido, pusieron como ejemplo que el abono de 10 viajes permite un periodo de uso de 35 días frente a los 30 días de un bono de 30 viajes que, a su juicio, provoca que “no se aproveche en su totalidad en el tiempo concedido”.