¡Qué difícil es empezar de cero! Pero a la vez, tiene que ser súper sano hacer borrón y cuenta nueva… Eso es lo que han hecho Mario de Inocencio, Inés Pardo y Chema Ruiz. Cada uno tiene su historia por separado, sus grupos de música, sus proyectos anteriores… Pero decidieron juntarse y hacer las cosas como les apetecía, como les salía de dentro… Así es más o menos como nació Belgrado.

Quizá la vida historia más conocida de ellos es la de Chema, el bajista, ya que con su grupo (El Canto del Loco) ha alcanzado metas casi imposibles para cualquier grupo de música ahora mismo. Él es quizá la prueba de lo difícil que es empezar de cero, pasar de llenar estadios a ser un completo desconocido. Para mí es un signo de valentía, han ido con el nombre de Belgrado por delante, sin utilizar a su favor el “de dónde venimos” pero también sin renegar de ello y así creo que es como se tienen que hacer las cosas.

Belgrado publicó su primer álbum antes de verano y después de escucharlo mil veces, sigo sin ser capaz de clasificarlo: Pop, rock, algo de electrónica… Es difícil, pero quizá como sí que lo clasificaría es como un “álbum valiente”, como ellos. Por eso os aconsejo que le deis una “escuchadita” y si tenéis ocasión, os paséis a verlos en directo (después de verano se publicarán fechas de conciertos). Mucha suerte a Belgrado con este proyecto.