Un total de 1.351 jóvenes de Segovia perciben en estos momentos la Renta Básica de Emancipación, la ayuda de 210 euros del Ministerio de Fomento para pagar el alquiler. La cifra en la Comunidad se sitúa en 22.637 personas, el 62,59 por ciento de los que lo han solicitado que además se ha visto incrementado entre enero y junio en 2.590 personas más lo que supone un 12,91% sobre los 20.047 beneficiarios que había a 31 de diciembre del año pasado, según los datos facilitados por el Ministerio.

Respecto a los sexos en Segovia el acceso a la ayuda se encuentra muy nivelado siendo 681 las mujeres y 670 los hombres que la disfrutan. En la Comunidad, de los 22.637 perceptores, 12.129 son mujeres, el 53,48 por ciento, mientras que 10.508 son hombres. Fomento abonó esta subvención al 90 por ciento de los castellanos y leoneses cuyas solicitudes se resolvieron de forma favorable y que se verificó que pagaban su alquiler.

En total, 36.163 residentes en la región han pedido esta ayuda desde su creación y ya se han resuelto de forma definitiva 35.273 expedientes, 29.302 de forma positiva y el resto negativa. De las positivas, 467 solicitudes fueron anuladas por la Junta y en 25.143 casos el Ministerio pudo constatar que el solicitante estaba al corriente en el pago de su alquiler.

En total, al finalizar el pasado mes de junio había 3.555 expedientes procedentes de Castilla y León con algún tipo de incidencia que impidió a Fomento abonar temporalmente la ayuda. En concreto, en 2.545 casos no se había acreditado el pago del alquiler, 816 solicitantes incumplían sus obligaciones con Hacienda o con la Seguridad Social y 194 habían cometido errores en la justificación de sus recibos.

Castilla y León es la cuarta comunidad autónoma con más beneficiarios de la Renta Básica de Emancipación, con el 7,51 por ciento del total de España, sólo por detrás de Cataluña, con 56.098 ayudas concedidas; la Comunidad de Madrid, con 50.665, y Andalucía, con 37.693.

 

Esfuerzo para emanciparse

Respecto al esfuerzo que supone a los jóvenes emanciparse, es decir, el porcentaje de sus ingresos que deben destinar al pago del alquiler, en la región es del 33,21 por ciento, frente al 42,13 por ciento de media en España. En el caso de las mujeres sube al 34,12 por ciento, mientras que para los hombres es del 32,25 por ciento.

Sin embargo, para los preceptores de la Renta Básica de Emancipación en la Comunidad ese esfuerzo se reduce al 16,39 por ciento (16,78 por ciento para las mujeres y 15,96 por ciento para los hombres), mientras que la media nacional se sitúa en el 25,21 por ciento.