Ante las declaraciones manifestadas realizadas por el Alcalde de Segovia, el socialista Pedro Arahuetes,el Prtido Popular considera que se ha hecho apología de la violencia, «utilizando de forma torticera e impresentable unos hechos graves como los ocurridos en Burgos, concretamente en El Gamonal», el Partido Popular de Segovia pide su dimisión, puesto que «Segovia no puede estar gobernada por un Alcalde que atenta contra los principios de convivencia ciudadana».

Los populares señalan la poca autoridad moral que tiene Arahuetes al realizar manifestaciones sobre la gestión de otras administraciones, cuando «ha despilfarrado 10 millones de euros en no se sabe qué del CAT y otros 10 millones en un edificio del CAT que nunca debió construirse», es decir, se gastado 20 millones de euros en un proyecto que en 11 años no ha visto la luz y que la mayoría de los segovianos ni conoce.

En opinión de los populares el Alcalde socialista «mezcla deliberadamente temas y proyectos de la ciudad de Segovia, que él como alcalde no ha sido capaz de sacar adelante en 11 años» y como siempre «echando la culpa a otras administraciones de su nefasta gestión».

El PP reconoce que «los segovianos estamos acostumbrados a las barbaridades del alcalde en temas como la grúa, las imputaciones, que culpe a los demás de todos sus problemas y falta de ideas, pero esto sobrepasa todos los límites imaginables».

«Segovia no puede estar gobernada por una persona que hace y dice estas barbaridades, que atentan contra los principios de convivencia, y pueden alterar la normalidad democrática de una ciudad tranquila como Segovia. Segovia NO se merece un Alcalde como éste», concluyen desde el PP segoviano.