El portavoz del Partido Popular de Segovia, Jesús Postigo, consideró hoy que la consulta popular promovida por el Ayuntamiento para cuestionar el proyecto del Palacio de Congresos es una “maniobra de distracción y una cortina de humo” para justificar el “fracaso” del alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes. Para el ‘popular’, el regidor municipal es el único responsable de que la capital no tenga un Palacio de Congresos por ser “incapaz” de gestionarlo durante 10 años y su oposición al mismo viene dada “porque no es un proyecto suyo”.

En este sentido, Postigo recalcó que “la envidia y los celos son malos consejeros” y destacó que Arahuetes pasará a la historia por gastar 1,8 millones de euros en la redacción del proyecto “faraónico” del Palacio de Congresos en el Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT) cuyo presupuesto ascendía a los 60 millones de euros. “No ha sido capaz y no ha sabido hacer el Palacio de Congresos”, aseveró en declaraciones recogidas por Segoviaudaz.es

Señalando del alcalde de Segovia que “ya no tiene más crédito y trata de esconderlo”, Postigo le recriminó que no haya convocado otra consulta popular para preguntar a los ciudadanos sobre el proyecto del CAT, o sobre el aparcamiento de los Tilos, como apostilló el vicesecretario 2º del partido, José Antonio Garvía.

Mientras confesó que irá a votar con toda probabilidad, Jesús Postigo señaló que “es difícil creerse” que no vaya a suponer coste alguno como aseguró el alcalde de Segovia, y citó ejemplos como los gastos administrativos, técnicos o informáticos. De todas las manera, el ‘popular’ se refirió a Arahuetes para criticar que no exista una alternativa desde el Ayuntamiento al proyecto que lidera la Diputación Provincial. “Se está hablando de un Palacio de Congresos o de la nada. La alternativa no puede ser la nada”, recalcó.

En este sentido, incidió en que en 18 meses Segovia tendrá un Palacio de Congresos y consideró que el proyecto ubicado a 6 kilómetros de la capital es la mejor solución a una demanda social para Segovia y los pueblos del Alfoz, que permitirá la generación de riqueza y empleo. “Me duele que el Palacio de Congresos se haya convertido en un tema político, cuando es un tema de ciudad”, concluyó.