La Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León en colaboración con diferentes Ayuntamientos de la Provincia de Segovia, entre los que se encuentra el de Palazuelos de Eresma, inicia el tercer trimestre del Ciclo de Exposiciones Fotográfica Itinerantes con cuatro muestras de diferentes autores y con distintos motivos, que abarcan desde la fotografía del “palacio subterráneo de Moscú” hasta el trabajo de los fotógrafos segovianos Unturbe, pasando por la vida y obra del pintor austriaco Gustav Klimt y la campaña contra la violencia hacia las mujeres de Amnistía Internacional.

El metro de Moscú es todo un emblema de la ciudad, es una verdadera obra del arte y, gracias a su belleza, se ha ganado el nombre de “palacio subterráneo”. Sus estaciones del metro de Moscú se parecen más a una galería de arte que a las terminales de un tren subterráneo. Y no se trata sólo de una estación bonita, sino que la red del metro moscovita es una gran obra de arte arquitectónica y un atractivo turístico en sí misma.

Al recorrer los pasillos de las estaciones, se pueden ver techos, suelos y paredes decorados con mosaicos, esculturas, pinturas, adornos y arañas gigantescas, incluso algunas estaciones están completamente construidas en mármol.

Cada una puede ser muy diferente a la otra, cada una tiene su propio estilo arquitectónico y su particular decoración. Por ejemplo, la decoración de la estación de Kíyevskaya está dedicada a la amistad del pueblo ruso con Ucrania, la de la estación de Belorrúskaya a la amistad con Bielorrusia, mientras que la estación de Komsomólskaya, una de las más bonitas, refleja la lucha del pueblo ruso por la libertad y la independencia de la Patria.

Aparte de la espectacularidad de su arquitectura, el metro es la mejor forma de recorrer Moscú, vale la pena hacer un tour para descubrir las maravillas que esconden las entrañas de la ciudad rusa.

El Metro de Moscú fue inaugurado en 1935. Es el primero del mundo por densidad de pasajeros: transporta alrededor de 3.341.500.000 personas al año y cerca de 9,2 millones de personas lo utilizan al día. Tiene 182 estaciones y una longitud de tendido subterráneo de 298 kilómetros (tercero en el mundo después de Londres y Nueva York) con 12 líneas.

Lo curioso de la megafonía es que indica a los viajeros el sentido en que viaja el tren utilizando voces masculinas cuando avanzan en el sentido de las agujas del reloj, y voces femeninas cuando va en sentido antihorario. En las líneas radiales, se utilizan voces masculinas cuando los trenes se acercan al centro de la ciudad, y voces femeninas cuando se alejan.

La primera línea fue abierta el 15 de mayo de 1935. Dos líneas más fueron abiertas antes de la Segunda Guerra Mundial. Los proyectos de la tercera etapa del Metro de Moscú fueron retrasados por razones de guerra. Después de la guerra se inició la construcción de la cuarta etapa del metro. Las estaciones son profundas y están ideadas para esconder gente en el caso de una guerra nuclear.

El Metro de Moscú tiene un ancho de vía de 1520 mm, igual que los ferrocarriles rusos. La distancia media entre estaciones es de 1800 m, siendo la menor de 502 m y la mayor de 6627 m. La velocidad máxima de sus trenes es de 90 km/h. La longitud de todas las escaleras automáticas es de más de 40 km.

Este transporte posee 177 estaciones de las cuales 72 son subterráneas a gran profundidad y 87 subterráneas a poca profundidad. La mayoría de las estaciones se encuentran en gran profundidad de 60 y más metros. El promedio es de 50 metros, pero hay también sectores de vías que no son tan profundas y algunas que salen a la superficie. Existen además 10 estaciones a nivel del suelo y 4 estaciones elevadas. La estación Vorobiovy Gory se encuentra en un puente.

En el metro se mantiene la temperatura en verano no más de 25 grados y en invierno no menos de 15 grados sobre cero. Las estaciones del metro son muy diferentes. La mayoría tienen su propio aspecto y su propia decoración arquitectónica y artística. Para la construcción y la ornamentación de la sala subterránea del metro se utilizaron distintos materiales valiosos.

La exposición fotográfica “El Metro de Moscú” permanecerá expuesta en el Salón Escénico del Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma (Segovia) desde el 8 al 19 de julio y podrá visitarse de lunes a viernes de 12:00 a 14:00 horas.