El Festival Internacional de Títeres, Titirimundi que este año celebrará su 25 aniversario entre los días 12 y 16 de mayo, ha reducido, por segundo año consecutivo, el número de espectáculos que se ofrecerán. En total serán 33 las compañías procedentes de doce países las que intervengan en esta edición.

Este año las entradas del festival, que ya ha agotado las entradas en los espectáculos para el Teatro Juan Bravo, se venden en el Centro de Recepción de Visitantes a partir del lunes 25, aunque ya las podéis empezar a comprar por Internet.

Una vez más, el país con mayor representación será España, que contará con un total de trece compañías (Axioma, El espejo negro, El retablo, El retrete de Dorian Gray, La gotera de Lazotea, La máquina real, La mar de marionetas, Leandre, Macarena recuerda, Orquestra cé phantasma, Periferia Teatro, Tanxarina Títeres y Titiriteros de Binéfar). Siguen a España Francia, con cinco compañías en el festival (Beau Geste, compagnie Bakelite, Créature, La tête de pioche y Les Zanimos); Dinamarca, con tres (Álex Marionettes, Sofie Krog Teater y Teater Refleksion); Italia, también con tres (Salvatore Gatto, Teatro Giocco Vita y Teatro Necessario) y Argentina, con dos (El Chonchón y Roberto White). Con una sola compañía, estarán presentes en Titirimundi otros siete países: Suiza (Anita Bertolami), Reino Unido (Rod Burnett), Níger (Les Gardawa), Australia (Shiva Grings), Japón (Theater Kakashi-Za), Alemania (Thalias kompagnons) y Chile (Vagabundo teatro de títeres).

 

Críticas y recortes

Los recortes serán de nuevo también protagonistas ya que si el año pasado la cita con los títeres se extendió durante siete días, a pesar de la disminución presupuestaria, en esta ocasión serán cinco.

Las críticas hacia la organización han llegado este año también por la supresión del programa educativo Titiricole, que desde hace más de una década formaba parte de las actividades del Festival de Títeres. Un grupo de educadores, que se han constituido en una plataforma denominada E+T. Educar a través de los títeres, han dado la voz de alarma para denunciar la pérdida de una actividad didáctica “muy valiosa para la comunidad escolar, que tiene una gran fuerza motivadora en los niños y ofrece unos resultados de calidad”, según ha indicado la portavoz del nuevo colectivo Sonia Zubiaga.

La supresión ha sido confirmada por el director del Festival Internacional de Títeres de Segovia, Titirimundi, Julio Michel, que atribuyó a razones económicas su eliminación. “Este año no se puede hacer Titiricole. Con todo el dolor del corazón nos hemos visto obligados a suspenderlo de forma temporal, este año, por los recortes económicos que hemos sufrido en el presupuesto”.

 

Titiricole en el I.E.S María Moliner