El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, se ha mostrado contrario a aplicar la subida del IBI (Impuesto de Bienes e Inmuebles) anunciada por el Gobierno, y anunció que el Grupo Municipal del PSOE presentará una moción en el próximo Pleno para que no se aplique el incrementdo de este impuesto tal como ha decretado el Ejecutivo del PP para hacer frente a la crisis económica.

En opinión de Arahuetes, el Gobierno puede orientar y sugerir “criterios generales” en relación a este impuesto, “pero no inmiscuirse” en su gestión, puesto que ésta corresponde a las administraciones locales. El alcalde insistió en que el IBI es un impuesto municipal, que esta subida puede “tener truco”, y dijo que la política del PP es de “incongruencia total” porque hace unos meses los portavoces del PP “casi se encadenaban contra la subida del 3,5 por ciento del IBI, que era lo que habíamos comprometido; y ahora la primera medida que adopta el gobierno del PP no es otra que subir el IBI más”.

Por otro lado, Arahuetes recordó que el Ayuntamiento de Segovia bajó el tipo del IBI en 2010 para amortiguar la subida de los valores catastrales que revisaron ese año. Como consecuencia de esa bajada, el tipo que se aplica ahora contribuye a que esta subida que ha decretado sea menor. “Por eso hemos preparado una moción para pedir al Gobierno que no se aplique esa subida”, agregó.

Por otro lado, los funcionarios del Ayuntamiento de Segovia, que integra una plantilla de unos 550 empleados, deberán acudir una o dos tardes al trabajo para cumplir con el aumento de la jornada laboral para los funcionarios aprobada por el Gobierno. El alcalde se reunirá con los sindicatos con representación municipal para concretar las condiciones que permitan a los empleados públicos completar las 37 horas y media de trabajo que se establecen ahora a la semana.

En este mismo sentido, Arahuetes dijo que las medidas de contención del gasto y recorte adoptadas por el Gobierno del PP impedirá, en el caso del Consistorio segoviano, ofertar nuevas plazas de empleo público para este año y ni siquiera cubrir las vacantes. Al contrario de lo anunciado por algunos municipios, en el Ayuntamiento de Segovia “no se va a despedir a nadie”, aunque “no vamos a sacar ninguna plaza”, indicó el regidor, a la vez que aseguró que el propósito es que el trabajo se reparta entre el resto de funcionarios. A juicio del alcalde, el personal del Ayuntamiento “no está sobredimensinado” porque “tenemos el que necesitamos”, dejando entrever que la economía municipal tendría incluso capacidad para sacar varias plazas a concurso aunque “no lo haremos porque no nos dejan. Hay que cumplir los acuerdos del PP”.