Melchor, Gaspar y Baltasar ya están en Segovia. Y como no podía ser de otra manera miles de segovianos han salido a recibir a Sus Majestades en una Cabalgata que ha estado protagonizada por la masiva afluencia de público durante todas las partes de su recorrido y por el buen tiempo. Desde los más pequeños hasta los más grandes, nadie ha querido perderse esta cita en la que la ilusión, los sueños y la magia vuelven a tener un papel esencial. ‘Más gente que nunca’ decía el alcalde Pedro Arahuetes a su llegada al Alcázar de Segovia de donde ha partido a las 18:45 horas la Cabalgata de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, y es que, alrededor de las 18:30 horas el público ya se agolpaba en los diferentes puntos del recorrido para no perderse detalle de esta cita tan especial.

Las mareas de gente por la calle Real y las circundantes al Alcázar han merecido la pena para poder contemplar como la fortaleza de Segovia se iluminaba en un exquisito espectáculo piromusical. Además de decorar los muros de historia de tan noble monumento con luces y proyecciones y estallar en color al ritmo de la música con los fuegos artificiales preparados para la ocasión, el espectáculo ha levantado los ánimos, y ha hecho aflorar aún más los nervios de los más pequeños, quienes unos minutos más tarde han podido dar la bienvenida a Sus Majestades Reales.

La salida de los tres Reyes Magos atravesando un mágico túnel de luces láser de color verde ha precedido al saludo a los miles de personas que se agolpaban frente a la entrada del Alcázar y al comienzo del recorrido, que ha estado encabezado por los movimientos serpenteantes y elegantes de los zancudos de la compañía italiana Teatro Pavana y su espectáculo ‘Colores’. Detrás de la compañía, los cerca de 500 participantes en la comitiva, entre estrellas, grupo de percusión y danza ‘Los Batucones’, y las agrupaciones musicales, han ido desfilando por las calles de Segovia repartiendo los 1.500 kg de caramelos y escoltando a Melchor, Gaspar y Baltasar, que cerraban el recorrido.

Además de la calle Daoíz en la que se ha concentrado un gran número de curiosos espectadores, y que la hacía prácticamente intransitable por sus estrechas dimensiones, otro de los puntos en el que más gente se agolpaba ha sido la Plaza Mayor de la capital, donde la Catedral se ha vestido con diferentes efectos luminosos además de los dibujos de bienvenida de los niños de Segovia que han estado expuestos en ‘La Caja Mágica’ del quiosco central.

Una vez han llegado a la Plaza del Azoguejo, los Reyes Magos han atravesado uno de los arcos del Acueducto segoviano para deleite de los asistentes que gritaban y aplaudían al compás del estallido del confeti, pompas de jabón y globos desde el escenario en el que los ha recibido el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes.

Sus Majestades han estado atendiendo a los cientos de niños que han esperado largas horas para conocerlos en persona y en estos momentos, según señalan fuentes reales, se dirigen a preparar una noche en la que las sorpresas están aseguradas.

¡Feliz y mágico Día de Reyes!

Imágenes por Rosa Blanco