Segovia vuelve a contar con dos comandantes de la Guardia Civil tras la reciente toma de posesión de Antonio Sánchez González del puesto que estaba vacante desde 2009.

Antonio Sánchez González (Torbeo, Lugo-, 1955) ingresó en el Instituto Armado en 1975. Como guardia estuvo destinado en Jaén y Madrid, hasta que en 1980 ascendió a cabo y cabo 1º, cuando fue trasladado a Asturias. Allí permaneció hasta 1981, momento en el que pasó a la Comandancia de Logroño, primero, y a la Unidad Especial de Intervención de San Lorenzo de El Escorial (Madrid) hasta 1987.

En 1988 fue trasladado como sargento a la Comandancia de Vizcaya y, después, a la Unidad Especial de Intervención de Guadarrama (Madrid), donde permaneció hasta 1990, para dirigirse después a la Unidad de Apoyo en la Gerencia del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional (El Escorial). En este puesto ascendió a sargento 1º y en 1993 comenzó a prestar servicio en el puesto de Lozoyuela (Madrid) hasta 1995.

Ya como teniente fue trasladado al Servicio Marítimo Provincial de A Coruña, hasta 2003. En su ascenso a capitán prestó servicio en la Compañía de Lalín (Pontevedra) hasta julio de este año, cuando ascendió a comandante, empleo que ocupa ya en Segovia.

Entre sus méritos, el Ministerio del Interior destaca una placa, una encomienda y una cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo; una medalla de sufrimientos por la patria; una cruz al mérito militar con distintivo blanco; una encomienda de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo; dos cruces con distintivo blanco y dos con rojo del mérito del cuerpo de la Guardia Civil.