Durante los últimos años, una de las iniciativas promovidas desde el Área de Cultura y Juventud que más ha llamado la atención de los ciudadanos de la provincia ha sido “Aperitivos a Banda”, que ponía en bandeja al público del Teatro Juan Bravo una multitud de melodías para todos los gustos y generaciones.

En esta edición, la Diputación ha decidido apostar por un formato reinventado que sigue intentando, por encima de todo, que toda la provincia disfrute de unas audiciones en las que los propios vecinos consigan que el pueblo entero salga a la calle y se relacione a la hora del vermut con la música como excusa.

Durante la presentación de la nueva edición, se dio a conocer, entre otras cosas, que las bandas saldrán al aire libre para tocar en templetes, quioscos, atrios o pórticos de diferentes municipios de toda la provincia, donde harán sonar su variedad de programas, que abarcan desde los sonidos más clásicos de músicos como Mozart o Beethoven hasta las bandas sonoras de las películas más modernas. Además, como novedad, este año habrá alguna formación como la de Cuéllar, Cantalejo o Sepúlveda, que repetirá en más de una ocasión.

En total, han sido programadas 16 actuaciones que tendrán lugar del 14 de mayo al 10 de septiembre en otros tantos municipios. El mismo día 14 comenzará el programa con la actualización la de la Agrupación Musical de Sepúlveda en la plaza de Navares de Enmedio. La formación repetirá ese mismo día en Ituero y Lama, el 23 de julio en Torrecilla del Pinar y el 13 de agosto en Navalmanzano, siendo la banda que más actuaciones complete, seguida de la cuellarana, a cuyo concierto en Valseca hay que sumarle el del día 25 de junio en Riaza y el del 30 de julio en Sepúlveda.

La banda de Ayllón también se citará con el público dentro de este ciclo en tres ocasiones; el 16 de julio en Carbonero el Mayor, el 23 de julio en Matabuena y el 6 de agosto en Prádena.

Dos serán los conciertos que ofrezcan la Banda de Nava de la Asunción y la Alborada Musical de Cantalejo, y mientras la primera se subirá al escenario de la iglesia de San Francisco en Cuéllar el 9 de julio y al ubicado en el patio del Palacio del Cardenal Diego de Espinosa, de Martín Muñoz de las Posadas, el 27 de agosto, la segunda actuará los días 3 y 10 de septiembre en la Plaza de España de Cabezuela y en la Plaza de la Constitución de Muñoveros respectivamente.

Para finalizar, el ciclo contará con la presencia de la Banda de Carbonero el Mayor en Espirdo el día 2 de julio y, como no podía ser de otra manera en el año de su centenario, también con la Banda Municipal de Coca. La formación caucense actuará el 3 de septiembre en Otero de Herreros, donde desde el quiosco de la Plaza Mayor del municipio hará a los presentes bailar y seguir el ritmo de las composiciones que le han ido permitiendo soplar velas hasta llegar a las cien.