Los 47 trabajadores afectados por el inminente cierre del establecimiento de ocio La Casona del Pinar, se han reunido hoy frente a la delegación territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia para reclamar la paralización del ERE proveniente desde la Fundación SIGLO, dependiente del Gobierno Regional. La medida, afectará a los trabajadores del centro del único centro de ocio y tiempo libre de la región e implicará unas “indemnizaciones no muy abundantes”, ya que, como explicó el representante de UGT Miguel Angel Mateo a los empleados, les corresponderán 20 días por año trabajado.

 

Mateo, ha denunciado la “intención de la Fundación SIGLO por evitar que este asunto saliese a la luz pública” y lamentó que en los últimos años no se haya hecho ninguna inversión en el establecimiento. en este sentido el representante sindical, manifestó que las medidas “llevan tiempo gestionándose desde la Junta, en cuya responsabilidad recaen los trabajadores que provienen, según sus palabras, del Estado”.

Además, Mateo que consideró una “decisión política” el cierre de La Casona del Pinar, confió en la búsquda de otra decisión que anule la medida anteriormente señalada, por lo que manifestó que los sindicatos pidieron una reunión con carácter urgente a la consejera de Cultura y Turismo, Alicia Gracía. El representante de UGT explicó a los trabajadores concentrados que su intención de reunirse en el día de hoy con el delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar, se vio frustrada debido a un viaje del político a Valladolid, y que además solicitará sendas reuniones con el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Vázquez. “Esto ha empezado y hay que seguir”, aseberó.

Por otro lado, Ángel Nieto Cámara, de CCOO denunció “lo que no se gastan en despidos, se lo gastan en buenas asesorías jurídicas” y que “en ningún momento ha habido intención de negociar, ya que a pesar de que les han solicitado opinión, siempre han acabado imponiendo sus 73 despidos” haciendo referencia a la finalización de extinción de contratos en otros museos y organismos dependientes de la institución en Castilla y León. “No estamos ante una negociación, sino ante una imposición”.

DEJA UNA RESPUESTA