UPyD presentó ayer ante el Juzgado de Instrucción nº2 de Segovia una ampliación de la denuncia sobre el supuesto reparto en distintos conceptos de cantidades “escandalosas” y millonarias entre miembros del comité de dirección de Caja Segovia. A través de un comunicado, el grupo político aseguró que asistieron al juzgado a raíz de las declaraciones del alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, en las que daba a entender la existencia de balances positivos “maquillados” que se presentaron a los consejeros para conseguir la integración de Bankia.

En este sentido, UPyD alude a las palabras del edil en la última Junta de Gobierno Local en las que animaba a continuar a UPyD en la depuración de responsabilidades y suscriben las palabras del regidor municipal en las que aseguraba que “los balances maquillados llevaban aparejadas indemnizaciones, prejubilaciones, etcetera, etcetera, de muchas personas.”

En ese sentido, la formación magenta consideraron que las declaraciones de Arahuetes, ex consejero de Caja Segovia, “no son baladíes”, y aseguraron que la ampliación de la denuncia ratifica que el edil como el resto de ex consejeros “deben prestar declaración en calidad de imputados”.

Así, UPyD pidió la investigación de dichos balances previos a la integración en Bankia que pudieran ser constitutivos de delitos de estafa, apropiación indebida, falsificación de cuentas anuales, administración fraudulenta o desleal, y maquinación para alterar el precio de las cosas, considerando que “aunque UPyD no lo solicitara, el Ministerio Fiscal debería iniciar la investigación de oficio al haber sido públicas y notorias las manifestaciones del Sr. Arahuetes”.