Como cada año, vuelve la cita “Navidad en Caja Segovia” durante los meses de diciembre y enero en el Torreón de Lozoya. Esta exposición permite mostrar el innegable buen hacer de asociaciones de belenistas, coleccionistas, artistas y artesanos de diversas ciudades y regiones de España, que, a través de los años han mostrado bellísimos belenes en diferentes estilos, dejando patente las distintas maneras de entender y concebir el hecho evangélico desde un punto de vista creativo y artístico.

La Asociación de Belenistas de Madrid, institución que cuenta con más de 750 socios y con una trayectoria de 67 años, es en esta ocasión quien ha llevado a cabo el montaje de la exposición de este año, con el título “Melchor, Gaspar y Baltasar”. Son sus Majestades de Oriente quien nos invitan a que, siguiendo la estrella, les acompañemos en su largo viaje hasta el portal del Belén. La escenografía utilizada este año con humildes materiales acoge las diferentes escenas bíblicas que componen el Belén tradicional, donde la vegetación y el ambiente rural son los protagonistas.

Las figuras que dan vida al nacimiento están realizadas en pasta de madera policromada y pertenecen a la Escuela Olotina de Gerona. Cabe destacar la valía del conjunto de Reyes, pertenecientes al siglo XIX.

En las salas vamos a poder contemplar una parte del patrimonio artístico propiedad de esta Asociación que nos permitirá descubrir cómo se ha representado a los Reyes Magos desde el siglo XIX al XXI, con una amplia colección de figuras procedentes de diferentes escuelas, talleres y artesanos de nuestro país. Hay que estacar las piezas de Doménec Talarn i Ribot, policromadas por Mariano Fortuny i Marsal. Se evidencia en estas figuras el virtuosismo del escultor a la hora de caracterizar los diferentes personajes, así como en la difícil tarea de componer escenas y grupos. Todo está presidido por un cuidadoso gusto en el detalle, acordecon las modas orientalistas que el escultor introdujo en el mundo del pesebre.

DEJA UNA RESPUESTA