El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, declara mañana en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 por retirar un vehículo del depósito sin pagar tasa ni multa, según desveló hoy el Grupo Municipal Popular, que es el que presentó la denuncia. La concejala de Patrimonio, Claudia de Santos, también ha sido citada para el mismo día dentro del proceso de diligencias previas “abiertas por un posible delito de prevaricación del primero”.

El PP sostiene que el primer edil se llevó del depósito municipal “un coche de su familia trasladado allí por encontrarse indebidamente aparcado en un espacio reservado para otro organismo oficial y sin que estuviese siendo utilizado por el edil para cumplir funciones propias de su condición, puesto que se encontraba fuera de la ciudad”. Y “el fiscal, al considerar la existencia de indicios suficientes para iniciar una investigación judicial, había remitido al juzgado la denuncia que había presentado en el mes de diciembre el Grupo Municipal Popular y que su portavoz ratificó ante el secretario judicial el pasado 19 de febrero”, informaron los ‘populares’ en un comunicado.

El PP alega que, según la normativa de circulación, cuando la grúa municipal retira un vehículo, “los gastos que se originen se deberán abonar como requisito previo a la devolución del vehículo“. Por tanto, “cualquier ciudadano, incluido el alcalde, así debe hacerlo y luego, si cree que tiene razones para ello, recurre”. En esta línea, el partido denunciante considera que “la conducta” de Arahuetes “tiene que ser intachable y no debe aprovecharse de su cargo para obtener situaciones de privilegio”.

“El proceso está en curso y en manos de la Justicia y será ésta, tras analizar los hechos y la documentación, la que tendrá que decidir si el alcalde ha incurrido o no con su actuación en un posible delito de prevaricación”, concluye el PP su comunicado.

 

Arahuetes defiende su actuación

Los hechos denunciados tuvieron lugar el pasado 15 de octubre y, según Arahuetes, actuó de manera correcta porque el policía municipal que decidió la retirada del vehículo ya reconoció públicamente que contaba con tarjeta para aparcar en esa zona, la plaza de los Espejos, pero no la vio hasta llegar al depósito. “Las mentiras en sede política no tienen coste, pero cuando se trasladan al juzgado sí”, advirtió el alcalde el pasado 20 de febrero, un día después de que el portavoz municipal del PP, Jesús Postigo, ratificara la denuncia ante el secretario judicial.

“Esperaré a recibir la correspondiente denuncia o querella y en vía judicial repetiré lo ya repetido en los últimos meses. Me ratificaré en lo que dije en su momento”, avanzó entonces el primer edil, que recordó el testimonio público del agente municipal que admitió el error el pasado mes de noviembre, durante una rueda de prensa en el Ayuntamiento. “El policía acudió voluntariamente, me pidió perdón voluntariamente, fue él quien vino a pedir perdón”, subrayó en declaraciones recogidas por Ical.

Para Arahuetes, “el tema” está “perfectamente justificado” y “lo único nuevo que hay es que las mentiras en sede política no tienen coste, pero cuando esas mentiras se trasladan al juzgado y se convierten en denuncia y se ratifican, ojo”. En este sentido, avanzó que esperará a la resolución del procedimiento, y si comprueba que la denuncia ha sido ratificada “en los mismo términos” que las acusaciones políticas, se querellará contra la parte denunciante: el portavoz municipal del PP, Jesús Postigo, que ratificó la denuncia en representación de su grupo. “Puede haber calumnias, denuncia falsa… muchos delitos, y está todo perfectamente documentado”, aseguró Arahuetes, quien cree que la instrucción del juicio será “muy sencilla”.

DEJA UNA RESPUESTA