Este sábado 10 de diciembre es una fecha clave para la Alta Velocidad española. Esta mañana se ha celebrado el acto inaugural de la nueva Línea de Alta Velocidad (LAV) A Coruña-Santiago de Compostela-Ourense. La construcción de esta infraestructura ha supuesto una inversión del Gobierno de España de más 3.300 millones de euros.

La nueva conexión amplía en 150 kilómetros la red española de alta velocidad hasta situarla en una longitud de casi 2.900 kilómetros en servicio, lo que contribuye a consolidar a España como el primer país de Europa, por delante de países como Francia o Alemania, y segundo del mundo, tras China, en número de kilómetros de alta velocidad en servicio.

Además, la puesta en explotación de la línea representa también la inclusión de Galicia en el mapa de la alta velocidad española, que ya conecta directamente 27 ciudades, y supone una mejora del sistema de transporte interregional, que facilita la vertebración de la comunidad autónoma e impulsa el desarrollo socioeconómico y la competitividad empresarial.

Esta infraestructura, que comenzará a prestar servicio comercial el día 11, reduce el tiempo de viaje entre Ourense y A Coruña en 1 h y 7 minutos, pasando de las actuales 2 horas y 15 minutos a tan solo 1 hora y 8 minutos, y cerca de 1 hora entre Ourense y Santiago, que pasa de 1 hora y 34 minutos a tan solo 38 minutos. Por último, el viaje entre A Coruña y Santiago pasará de 35 a 28 minutos.

Renfe pondrá en circulación a partir de este domingo diez servicios Avant (cinco por sentido) entre Ourense y Santiago, de los cuales cuatro (dos por sentido) circularán hasta y desde A Coruña. La oferta de lunes a viernes será de 2.800 plazas. El nuevo servicio se prestará con trenes de la serie 121, de última generación ya conocidos por los viajeros segovianos.

También se benefician de notables ahorros de tiempo las conexiones con el resto de destinos del centro peninsular. Así, con la entrada en servicio de la nueva conexión de alta velocidad Ourense-Santiago-A Coruña, el tiempo de viaje entre Madrid y Galicia se reducirá en torno a una hora. En concreto, el tren Talgo que efectúa su recorrido diario desde Madrid Chamartín, y cuya primera parada es Segovia Guiomar, realizará el viaje hasta Santiago en 6 horas y 7 minutos (frente a las 7 horas anteriores), y hasta A Coruña en 6 horas y 40 minutos (frente a las 7 horas y 38 minutos anteriores).

En este sentido hay que señalar que, en el segundo trimestre de 2012, Renfe pondrá en servicio los nuevos trenes Alvia Híbridos en la línea Madrid-Galicia, lo que supondrá una nueva mejora de otros 30 minutos adicionales en el trayecto.

 

Características de la LAV A Coruña-Santiago-Ourense

La nueva LAV permite un aumento de la velocidad máxima de circulación, mayor seguridad y fiabilidad en la gestión del tráfico ferroviario y, por lo tanto, una reducción general en los tiempos de viaje y el incremento de la calidad del servicio ferroviario.

Entre sus ventajas destaca también el incremento de la seguridad mediante el uso de tecnologías punta en los sistemas de conducción automática de trenes y la ausencia de pasos a nivel en el recorrido.

La conexión ferroviaria de alta velocidad de nueva construcción entre Ourense y Santiago ha supuesto una inversión de 2.547 millones de euros y reduce la distancia de recorrido entre ambas capitales en 38,9 km, pasando de los 126 anteriores a 87,1 km.

Se trata de un tramo de gran complejidad constructiva por la accidentada orografía que atraviesa. Para salvarla, ha sido necesaria la construcción de 31 túneles, que suman 29,3 km bajo tierra, y 38 viaductos, que totalizan 20,4 km de longitud. Más del 57% del recorrido discurre en túnel o viaducto.

Entre Santiago y A Coruña se ha llevado a cabo una mejora integral de la línea previamente existente, con duplicaciones de vía y variantes sobre al trazado anterior, incluyendo la electrificación de los 62 km de trayecto entre ambas ciudades.

Tras la mejora, el recorrido entre ambas ciudades se ha reducido en casi 13 km. La línea cuenta ahora con 17 túneles, que suman 20,2 km, y 10 viaductos, que acumulan una longitud total de 2,8 km. Los túneles y viaductos suponen el 37,4% del trazado. Destacan por su longitud los túneles de Nemenzo (3.177 m), Meirama (3.468 m) y Bregua (2.993 m), así como el viaducto de Valiñas (744 m).

La nueva LAV consta de doble vía electrificada, con parámetros de alta velocidad, y está diseñada para velocidades máximas de 350 km/h. La llegada de la alta velocidad también ha requerido obras de adaptación en las estaciones de A Coruña, Santiago de Compostela y Ourense.

La LAV Madrid-Galicia es cofinanciada en el periodo 2007-2013 por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), a través del Programa Operativo de Galicia 2007-2013, con una ayuda estimada de 201,2 millones de euros. El Banco Europeo de Inversiones participa también en la financiación de las nuevas líneas de alta velocidad españolas.

Por la nueva línea de alta velocidad circulará además de los Avant, el Talgo que conecta A Coruña con Madrid. Este tren también verá reducido el tiempo de viaje en una hora. En concreto, el tren que circula a diario desde Madrid Chamartín realizará el viaje hasta Santiago en 6 horas y 7 minutos (frente a las 7 horas actuales) y hasta A Coruña en 6 horas y 40 minutos (frente a las 7 horas y 38 minutos actuales).

 

Horarios del tren Talgo (a partir del 11 de diciembre)

ESTACIÓN LLEGADA SALIDA

MADRID-CHAMARTIN 14.30

SEGOVIA AV 14.58 15.00

MEDINA DEL CAMPO 15.54 16.06

ZAMORA 16.54 16.55

PUEBLA DE SANABRIA 18.05 18.06

A GUDINA 18.42 18.43

OURENSE 19.50 19.55

SANTIAGO DE COMPOSTELA 20.37 20.39

A CORUÑA 21.10

 

ESTACIÓN LLEGADA SALIDA

A CORUÑA 14.15

SANTIAGO DE COMPOSTELA 14.45 14.47

OURENSE 15.27 15.49

A GUDINA 16.54 16.55

PUEBLA DE SANABRIA 17.34 17.35

ZAMORA 18.49 18.50

MEDINA DEL CAMPO 19.40 19.41

SEGOVIA AV 20.33 20.35

MADRID-CHAMARTIN 21.11

 

Línea de Alta Velocidad Madrid-Galicia

El Ministerio de Fomento, a través de Adif, impulsó la construcción de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Galicia con la licitación, el pasado 29 de abril, de los contratos de Colaboración Público Privada (CPP) para la redacción de los proyectos y la ejecución de las obras de montaje de vía e instalaciones ferroviarias, así como de su mantenimiento y la financiación de parte de las inversiones, de la nueva conexión entre Olmedo (Valladolid) y Santiago de Compostela.

Estos contratos cuentan con un presupuesto global de 2.332,5 millones de euros. Así, el Consejo de Ministros puso en marcha el proceso inversor necesario para la entrada en servicio de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Galicia en el entorno de finales de 2015, al autorizar la licitación del contrato para el montaje de vía y su mantenimiento entre Olmedo y Santiago por importe de 647,3 millones de euros.

Por su parte, el Consejo de Administración de Adif licitó de forma conjunta tanto este contrato como el de instalaciones ferroviarias, incluido su mantenimiento, entre Olmedo y Ourense, por valor de 1.685,2 millones de euros.

Asimismo, Adif está licitando y adjudicando, por el procedimiento de concurso público convencional, las obras de plataforma que restan por ejecutarse en la Línea de Alta Velocidad Madrid-Galicia en el trayecto comprendido entre Requejo (Zamora) y Ourense.

Así, en los meses comprendidos entre mayo y noviembre, el Ministerio de Fomento, a través de Adif, ha promovido la licitación de 11 tramos de plataforma y la adjudicación de tres más en la conexión de alta velocidad entre Madrid y Galicia; además de la adjudicación de la estación de Zamora.

Además, a su paso por Castilla y León, la LAV Madrid-Galicia cuenta ya con más de 200 km en obras entre Olmedo (Valladolid) y Pedralba de la Pradería (Zamora), así como con cuatro subtramos más en construcción en la provincia de Ourense, que suman 22,2 km.

Estas actuaciones demuestran el impulso decidido que el Ministerio de Fomento, a través de Adif, imprime tanto al desarrollo de los proyectos como al proceso de licitación de los distintos tramos de la LAV Madrid-Galicia, que reducen los plazos previstos inicialmente.

 

«Es el fin del principio del AVE a Galicia»

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró que la puesta en servicio de la línea de alta velocidad ferroviaria entre A Coruña, Santiago y Ourense es “el fin del principio del AVE a Galicia”, y añadió que para que adquiera “verdadero sentido” es preciso “darle continuidad a través de la conexión con la Meseta, a través del AVE que conecte Galicia con Madrid, y desde allí al resto de España y Europa”. Así lo manifestó el jefe del Gobierno gallego en Ourense después de recorrer la primera línea gallega de alta velocidad ferroviaria, en un acto inaugural en el que afirmó que “hemos finalizado con éxito una etapa, pero la peregrinación continúa”.

El titular de la Xunta recordó que restan aun “326 kilómetros para que los gallegos podamos percibir realmente los beneficios y las oportunidades que ofrecerá el AVE por lo que llevamos tanto tiempo esperando” y se mostró convencido de que Galicia afrontará este reto “con más ímpetu que nunca”.

En ese sentido, afirmó que el acto de hoy es la prueba “de que nuestra tierra sabe encetar y culminar obras colectivas”, como esta que reúne las aportaciones de dos gobiernos de partidos diferentes. Además, destacó que “contamos con un instrumento que se ha demostrado útil”, el Acuerdo del Obradoiro, del que apuntó que “a pesar de que no se haya cumplido en su totalidad, estoy convencido de que fue un acierto pleno firmarlo y tenerlo hecho nos tenérmelos más ambiciosos».