El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, ha finalizado con su cargo dentro del Consejo de administración de Caja Segovia que celebraba hoy su Asamblea para renovar los órganos de gobierno y su adaptación a la nueva normativa aprobada por la Junta de Castilla y León. En este sentido Arahuetes ha manifestado que está “deseando irse” añadiendo que tras la integración de la entidad en Bankia, “llevamos ya varios meses sin pintar nada”.

Como ha señalado, el trámite, meramente formal, cambiará a sus órganos “aunque los que se renueven no vayan a servir para nada” haciendo referencia a que la nueva responsabilidad dentro de dicho consejo recae sobre Bankia. A estas declaraciones el alcalde de Segovia se ha preguntado por qué no se disolvía el Consejo de administración en estos momentos de austeridad que, en cuya opinión debería integrarse en la nueva entidad creada.

En respuesta a las preguntas de los periodistas acerca de las indemnizaciones a los directivos de cajas de ahorro a nivel nacional, Pedro Arahuetes ha señalado que «sería bueno y transparente que los órganos de dirección dieran a conocer las indemnizaciones, prejubilaciones y el importe de las jubilaciones» que han otorgado. El edil ha manifestado que desconoce si en Caja Segovia se ha firmado alguna indemnización millonaria y ha afirmado no haber haber llevado a cabo ninguna. Para Arahuetes sería bueno y transparente que los organos de direccion dieran a conocer, «igual que se sabe lo que yo cobro», estas cantidades en el caso de que hayan existido.

Además ha apostillado que «antes de Bankia, la Caja Segovia era de todos los segovianos, ahora ya no porque su sistema es distinto» y que en base a la transparencia y claridad debieran de ser los propios indemnizados los que deberían comunicar lo que han cobrado.