La Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León (Apecyl) estima que la Comunidad debería tener instalados 10.000 megavatios de este tipo de energía para poder cumplir los compromisos de la estrategia europea 20-20-20 contra el cambio climático, consistente en reducir las emisiones de CO2 un 20 por ciento, que una quinta parte del total de energía implantada sea renovable, y bajar el consumo energético en el mismo porcentaje.

Así lo aseguró el secretario de la organización, Eugenio García Tejerina, quien acudió a la inauguración de la II edición de la Feria Manten-er, acompañado del presidente, Javier Gracia Bernal y de la viceconsejera de Economía, Begoña Hernández, y que se celebra en Valladolid hasta mañana con la participación de un importante elenco de ponentes internacionales que convertirán Castilla y León en el corazón mundial de las energías limpias.

García Tejerina explicó que la Comunidad debería acoger una cuarta parte de los megavatios instalados en España en ese año, que debería ascender a 35.000-40.000 megavatios, aspecto que dependen de las negociaciones que llevan a cabo PP y PSOE para conseguir un pacto de Estado en el marco del mix energético.

En la actualidad, en la región están instalados algo más de 2.000 megavatios si bien, García Tejerina apuntó que en el último año se han “rescatado” hasta 400 megavatios más, tras la regulación obligatoria del Gobierno a través de un Real Decreto que fue “negativo” para el sector y que lo “paralizó durante un tiempo”. El objetivo ahora es conseguir otros 150, hasta que la cifra total instalada sea de 2.550 megavatios, pero reiteró que debe crece hasta los 10.000 para cumplir los compromisos de la estrategia 20-20-20. Para ello, avanzó que se están manteniendo encuentros con el Ministerio de Industria, además de con Red Eléctrica Española (REE).

Al respecto, insiste en que “tocar la seguridad jurídica” en su momento fue “demoledor”, ya que es un sector de “referencia mundial” que sufrió una caída “importante”.

Por otro lado, Gracia Bernal alentó al creación de empresas del sector eólico en Castilla y León, si bien admitió que la crisis económica también ha afectado a este ámbito, “sometido a una fuerte regulación que causa incertidumbre”. “Es un sector que, si las cosas se hacen bien, puede dar muchas alegrías”, destacó.

 

Congreso Manten-er

El Congreso Manten-er está organizado por Apecyl, en estrecha colaboración con Excal y la Administración regional, que han diseñado un contenido internacional que marcará la diferencia y que dotará al certamen de un enorme prestigio mundial.

En este sentido, está presente George Philippidis, considerado una eminencia internacional en el capítulo de las energías limpias. El especialista norteamericano, de origen griego, es licenciado en Ingeniería Química, PHD por la Universidad de Minnesota y ADE por la Universidad de Denver + MBA por la misma institución y ejerce la función de director de energías renovables para el Centro de investigación en la Florida International University.

Philippidis es una de las referencias norteamericanas y mundiales en el apartado energético y acudirá a Manten-er para ofrecer a los asistentes y a las empresas españolas una conferencia que detallará el estado actual y el desarrollo futuro de las fuentes limpias en Estados Unidos.

Su aparición no es la única presencia internacional de la Feria Manten-er. Por parte de Rumanía acuden a Valladolid el presidente de la asociación de energías renovables del país, profesor ingeniero Nicolae Olariu, y el representante de Rumania en la plataforma tecnológica de Fotovoltaica en Bruselas, el físico Dan Ilie Teodoreanu. Ambos expusieron la forma de trabajar de su país en el capítulo de las energías renovables, al tiempo que difundieron las relaciones entre las empresas rumanas y españolas.

También acudió el director financiero del proyecto de Greensource en Polonia, español José Ramón Suárez, quien ofreció una visión empresarial de las circunstancias que rodean al sistema energético polaco.

Por parte de Chile, el certamen cuenta con dos ponencias de gran relevancia. Una, la del vicedecano de la Facultad de Ingeniería en la Universidad Católica de Valparaíso, Rolando Chamy Maggi, cuya conferencia muestra los entresijos técnicos del desarrollo de las energías limpias en el país andino, en el que las fuentes renovables se consolidan como las grandes referentes del futuro industrial del país. Su charla se desarrolla bajo el título: ‘Impacto del mercado del carbono en el desarrollo de las ERNC en países en vías de desarrollo’. La segunda, al hilo del desarrollo empresarial, corrió a cargo de la burgalesa Nuria Ortega, quien ostenta el cargo de directora general de la compañía Ener-renova, con capital castellano y leonés. Ortega ahondará sobre las enormes posibilidades que ofrece, en materia energética, el país sudamericano.

 

Primeros espadas españoles

Además de los ponentes internacionales mencionados, Manten-er cuenta, como en su primera edición, con los primeros espadas de las energías renovables en España, que ofrecen las claves de la operación y el mantenimiento de las instalaciones de generación de energías limpias. Son veinte ponencias que aportan un excelente complemento al capítulo expositivo en el que están, de nuevo, las empresas y multinacionales que copan el mercado de las energías limpias en España y en Europa.

Como en la primera edición, la Feria Manten-er es gratuia, lo que concede un plus más de interés a las charlas. A pesar de la categoría internacional de los ponentes, Apecyl decidió hacer un esfuerzo y mantener la gratuidad de las conferencias para facilitar el acceso a las charlas a todos los visitantes que acudan a la Feria de Valladolid el 6 y el 7 de octubre.

Como novedad, al margen de la internacionalización, la Feria Manten-er propone este año una zona de ‘networking’, dirigida a que las empresas presentes puedan intercambiar ideas, experiencias y oportunidades de negocio. Será un acicate más para las compañías y los profesionales que se citen en el certamen, organizado por Apecyl, y cuyo objetivo reside en dar servicio a las empresas del sector, este año más castigadas como consecuencia del ‘parón’ provocado por la inestabilidad reguladora “que ha generado el Gobierno”.