La red ferroviaría que unía Olmedo y Segovia, esta en el punto de mira de distintas instituciones. La nueva infraestructura que  acondicionará usos turísticos entre ambas poblaciones. Una gran oportunidad para Segovia y Olmedo y los municipios que unen a través de la vía. Todos desean que la consecución de la obra, de la que todavía quedan pendientes firmas de las instituciones implicadas y los fondos necesarios que dependen de la Secretaría de Estado de Medio Rural y Agua.

Estos días se han reunido los miembros del Consorcio Vía Verde del Eresma, integrado por la Diputación de Segovia, los Ayuntamientos de Segovia y Olmedo, la Asociación Intermunicipal para el Desarrollo de la Comarca de Santa María la Real de Nieva (AIDESCOM) y el Grupo de Acción Local «Ruta del Mudéjar»; con los alcaldes y alcaldesas de los municipios por donde atraviesa el trazado de la antigua vía férrea que unía Segovia con Olmedo.

El objeto de la reunión era informar a los representantes municipales del trabajo realizado a lo largo de los dos últimos años para conseguir que el proyecto de Vía Verde se convierta en una nueva infraestructura ambiental de la que podamos disfrutar todos los segovianos y quienes nos visiten.

El proyecto constructivo, cuya redacción se encargó a la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, desarrolla el acondicionamiento para usos ecoturísticos -cicloturismo y senderismo- del trazado del ferrocarril en desuso comprendido entre Segovia y Olmedo, con una longitud de 70,613 m, lo que supondrá la creación de un itinerario que potenciará el turismo rural en una zona privilegiada para el disfrute de la naturaleza.

José Martín Sancho, Diputado del área de Desarrollo Rural y Medio Ambiente de la Diputación, y Paloma Maroto, Concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Segovia, explicaron a los asistentes que después de largas y complejas negociaciones con el titular de los terrenos por los que atraviesa el proyecto, ADIF, ya existe un Convenio de Arrendamiento por 20 años, del que sólo queda pendiente la firma por parte de los presidentes de las instituciones implicadas.

Además de las gestiones frente a ADIF, el diputado y la concejala informaron de la situación del proyecto en el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, ya que los fondos necesarios para la ejecución de la Vía Verde deben ser habilitados por la Secretaria de Estado de Medio Rural y Agua, con quien el Consorcio tiene previsto firmar un protocolo de colaboración, por el que ambas se comprometen a coordinarse y cooperar en las distintas actuaciones a llevar a cabo para la ejecución de este proyecto de cara a su integración en la Red de Itinerarios Naturales de Interés Nacional.

El objeto del proyecto se ciñe al acondicionamiento de la plataforma del ferrocarril en desuso comprendida desde la estación de Olmedo hasta la de Segovia, y transcurre por terrenos de 16 términos municipales, concretamente los de Olmedo, Aguasal y Fuente Olmedo, en Valladolid, y Fuente de Santa Cruz, Coca, Nava de la asunción, Nieva, Ortigosa de Pestaño, Santa María la Real de Nieva, Armuña, Yanguas, Los Huertos, Valseca, Hontanares de Eresma, Valverde de Majano y Segovia, en la provincia de Segovia. Esta longitud incluye cinco sub-tramos en los que el primitivo trazado ferroviario ha sido desmantelado para construir la Línea de Alta Velocidad, LAV, Madrid – Valladolid, en los que la continuidad de la Vía Verde se conseguirá empleando caminos municipales o servidumbres y que serán señalizados como incluidos en la Vía Verde, de cara a mantener la seguridad de los futuros usuarios de la misma en todo el recorrido.

En la reunión, se puso de manifiesto el interés de todos los municipios implicados por lograr la consecución de la obra, así como su preocupación por las dificultades administrativas que están dilatando el tiempo hasta el inicio del proyecto.