Venta Magullo ha clausurado su XIII Festival de Cocina Joven tras tres semanas de cocina de vanguardia. Numerosos segovianos no han querido perderse la oportunidad de degustar el exquisito menú propuesto por Óscar Calle. 

Calle ha agradecido a los chefs invitados Aizpea Oihaneder & Xabier Díez del restaurante “Xarma” (San Sebastián) y Kisko García de ‘Choco’ su “apuesta y esfuerzo” para mostrar su cocina, pero también ha tenido palabras de cariño para el equipo de cocina, sala y empleados de Venta Magullo, “ya que su disponibilidad e implicación hacen realidad cada día que sigamos cuidando el detalle y el servicio”.

Asimismo, Ángel Calle, Alberto López y Óscar Calle se han mostrado agradecidos a los patrocinadores “que año tras año confían y respaldan el festival y que éste año especialmente ha supuesto un enorme esfuerzo para todos”.

Durante tres semanas, Venta Magullo ha propuesto una cocina diferente, más vanguardista y elaborada, lo que supone un “importante esfuerzo” para proponer platos diferentes a la carta habitual. La cocina presentada durante el Festival requiere “de mucho tiempo de elaboración y preparación”.

En este sentido, Óscar Calle ha comentado que llevaban trabajando en el Festival desde hace un año. “Detrás hay mucho trabajo, mucha elaboración y mucha creatividad, lo que ahora se llama I+D. En mi menú, por ejemplo, creamos ‘microplatos’ dentro de cada plato, una apuesta arriesgada, larga y minuciosa por la elaboración y la presentación pero que al gusto se hace delicioso”, ha concluido el chef.