El presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), José Valín, aseguró hoy que la CHD estudia la posibilidad de crear un embalse en el río Cigüiñuela, afluente situado a la derecha del río Eresma, para “resolver de forma definitiva el abastecimiento de Segovia”. Según señaló Valín, el proyecto no tendría en principio ninguna problemática de evaluación medioambiental y albergaría el doble de almacenamiento que tiene en la actualidad el embalse del Pontón Alto, es decir, un total de 15 hectómetros cúbicos.

Durante una visita institucional a Segovia en la que se reunión con la subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz García; y el presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez; el presidente de la CHD manifestó que el proyecto es una de las alternativas que se plantea de fallar otras por impacto medioambiental, “la problemática más compleja en Segovia”, y a la que esperan en la actualidad sobre el proyecto de ampliación del embalse de Puente Alta.

Valín señaló que el agua se transferiría desde el propio río Eresma hasta el vaso de ese posible embalse, por la falta de caudal del río Cigüiñuela, y añadió que posteriormente se redondearía la propia conducción que une el Pontón Alto con la potabilizadora de Segovia.

 

Recrecimiento de la presa del río Tejo

Por otra parte, el presidente de la CHD consideró hoy “realmente muy difícil” revocar la decisión del Ministerio de Medio Ambiente sobre el pronunciamiento de evaluación de impacto medioambiental negativo del recrecimiento de la presa del río Tejo. Valín manifestó en declaraciones recogidas por Ical que aunque no es una instancia judicial, la decisión de Medio Ambiente “viene a ser como el pronunciamiento de un tribunal”.

En este sentido, y aunque cabe la posibilidad de recurso o modificaciones en el proyecto, el presidente de la CHD recordó que el pronunciamiento del Ministerio del 27 de junio de 2011, “no es una cuestión de voluntad” y que de ser ignorado “puede ser denunciado ante instancias nacionales e incluso europeas”.