La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha hasta el próximo domingo, 14 de marzo, una campaña de control y vigilancia de camiones.

La campaña incluirá la vigilancia de distintos factores que pueden intervenir en la accidentabilidad de este tipo de vehículos, como los tiempos de conducción, los tacógrafos, la velocidad.

La subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo, explicó que “esta campaña se centra en los vehículos de mercancías, que suponen más del 15 por ciento del tráfico de nuestras carreteras”.

Sobre los tiempos de conducción, hizo hincapié en la peligrosidad que conlleva excederlos, lo que ocasiona fatiga y distracción. “La distracción está presente en el 44 por ciento de los accidentes”, apuntó la subdelegada. Recordó que el tiempo máximo de conducción ininterrumpida es de 4,30 horas. Después de conducir, de forma ininterrumpida durante 4,30 horas, hay que respetar una pausa de al menos 45 minutos también ininterrumpida, a menos que se tome un periodo de descanso diario.

Puede sustituirse la pausa de 45 minutos por una pausa de al menos 15 minutos seguida de una pausa de al menos 30 minutos, siempre en este orden.

El tiempo máximo de conducción diario no puede ser superior a 9 horas, salvo dos veces a la semana que puede llegar a 10 horas. La infracción a esta norma puede ser catalogada como grave o muy grave, en función de que se supere o no el 50 por ciento en los tiempos de conducción o la reducción de los descansos.

Otro de los asuntos en los que se centró la subdelegada fue en los tacógrafos, cuya manipulación conllevará la inmovilización del vehículo y la pérdida de seis puntos del permiso de conducir.