“A veces lo bueno cabe en una hoja”… ¿Qué queréis decir con vuestro eslogan? Lo que expresa este eslogan es que, al igual que un buen poema no tiene porqué ocupar más de un folio, así también el comer una buena ensalada, aunque parezca un plato “humilde”, puede convertiste en la protagonista de una buena comida.

 

¿Cómo comienza la producción de la Lechuga de Medina? Desde mediados del siglo pasado hay una gran tradición hortícola en la zona, donde la Lechuga es la gran protagonista.

A nivel de productivo, la campaña comienza con la producción de plántulas, bien por medio de semilleros propios de los agricultores o mediante la adquisición a empresas reproductoras oficiales. Cuando la planta tiene al menos cuatro hojas se realiza la plantación, en los suelos en los que previamente se han preparado y enriquecido con abono. Durante el cultivo se van realizando los riegos necesarios, los ocasionales tratamientos para su defensa, así como un segundo aporte de nutrientes en el momento de mayor desarrollo vegetativo cuando la planta ha enraizado lo suficiente.

Por último se recolecta al amanecer, mientras la temperatura es fresca, de forma manual, limpiando las lechugas y desechando en el mismo campo aquellas que no cumplen con las características de calidad. De allí se llevan a los locales de envasado para su correcta identificación y etiquetado. Habitualmente llegan al mercado el mismo día de su recolección.

Todo este proceso queda reflejado mediante el sistema de trazabilidad implantado, que se lleva a cabo vía Web. Mediante esta aplicación los productores llevan el “cuaderno de campo”, reflejando la fecha de plantación, el tipo de material vegetal utilizado, el marco, los tratamientos aplicados, el abonado, la recolección y el transporte. Una vez que entra la lechuga en el almacén se registra la fecha de entrada, las condiciones de conservación, la fecha de salida y el destino.

Este programa se encuentra en un servidor web, por lo que los operadores, mediante una contraseña personal, se conectan directamente con él y envían los informes, incorporándose éstos a la base de datos en tiempo real, y permitiendo así una interacción entre almacenistas y operadores.

Por tratarse de una aplicación que se encuentra en un servidor y que trabaja en tiempo real, esta aplicación permite que los consumidores, a través de la página web  www.lechugademedina.com, introduciendo el número de lote de la etiqueta de la Marca, puedan acceder a todos los datos referentes a la trazabilidad (localización de la parcela, nombre del productor, nombre del envasador, localidad, condiciones de conservación, etc…) de la lechuga adquirida.

 

¿En qué condiciones se plantan? La lechuga de Medina se cultiva en los suelos más fértiles de la comarca, suelos aluviales muy desarrollados, normalmente valles y riberas de los ríos. El 90 % del cultivo es al aire libre. Son los suelos en los que se desarrolla, junto con el especial microclima de la zona, que hace que ni los inviernos sean fríos en extremo ni los veranos calurosos, y que tengan una mayor precipitación anual, lo que hace de la Lechuga de Medina un producto diferente y especial.

El periodo de plantación va desde el mes de marzo hasta el mes de septiembre, siendo la fecha tope de recolección hasta noviembre, siempre y cuando la climatología lo permite, es decir otoños suaves.

La plantación se realiza por “cuadros”, que se plantan habitualmente uno por semana de forma que posteriormente la recolección es escalonada, asegurando la producción continua de lechuga desde el mes de mayo.

También se puede producir durante los meses invernales lechuga en invernadero aunque esta modalidad de cultivo es poco representativa del total.

El cultivo amparado por la Marca de Calidad “Lechuga de Medina” obliga a dejar descansar la tierra como mínimo tres semanas desde la recolección hasta una nueva plantación, el uso de semilla o planta certificada, así como respetar unas distancias mínimas entre plantas, para asegurar el correcto desarrollo de la Lechuga.

 

¿Cómo y porque se crea la Marca de Calidad? La Marca se crea para que cumpla principalmente tres funciones importantísimas: proteger, promocionar y potenciar el cultivo de la Lechuga de Medina.

Su proceso de obtención ha constituido en primer lugar en la creación de una Asociación sin ánimo de Lucro, en la que se ha conseguido reunir para trabajar en común a todo el sector, productores y envasadores. Esta Asociación nace con el nombre de “Asociación Hortícola Merindades” y es actualmente la titular de la Marca.

La Asociación promueve ante la administración la obtención de la Marca y para ello debe presentar un estudio justificativo en el que se demuestre la característica diferencial del producto, su importancia histórica, así como el reconocimiento que ya posee y un Reglamento de Uso, que defina todas las normas que aseguren al consumidor que toda la Lechuga de medina que se comercialice al amparo de la Marca cumple con estas características diferenciales.

Para el control de estas características se ha creado un Comité de Control formado por técnicos que supervisan todo el proceso y a su vez una certificación externa.

 

¿Qué características diferencian la Lechuga de Medina con las demás variedades? La Marca únicamente ampara una variedad, la Batavia, que es la que tradicionalmente se produce en la zona. Esta variedad ya de por sí es diferente a otras lechugas (Iceberg, Mantecosas, Romanas, etc…), presentando un cogollo central compacto rodeado por hojas más abiertas.

 

¿Cuáles son sus principales rasgos diferenciadores? ¿Qué nos da la Lechuga de Medina que no den otras? La principal característica diferencial de la Lechuga de Medina, que la ha llevado a obtener este reconocimiento, son sus características organolépticas y fisicoquímicas, es decir en los resultados que se han obtenido en las catas que el ITACyL ha realizado, se ha demostrado que las Lechugas de Medina destacan por su menor amargor, mayor crocancia, y menor contenido en nitratos (con todo lo que sanitariamente esto conlleva) y su elevada humedad.

 

¿Por qué es bueno comer lechuga? ¿Qué cualidades nutricionales tiene? Son muchos los beneficios que nos aporta el consumo de lechuga.

Contiene gran cantidad de hierro por lo que combate la fatiga, el cansancio y la anemia. Fortalece las vías respiratorias, posee efectos sedantes y tranquilizantes, efecto calmante en dolores musculares, torceduras o golpes. Es fuente de antioxidantes,  retrasa el envejecimiento celular, disminuye los niveles de colesterol, y activa la circulación previniendo la arterosclerosis. Es ideal para las personas diabéticas ya que regula los niveles de azúcar en sangre. Además de tener propiedades digestivas, combate problemas de flatulencias, porque actúa como un agente desinflamante muy efectivo en casos de inflamación abdominal. También actúa como estimulante de la diuresis por lo que es importante consumirla en casos de retención de líquidos, infecciones urinarias, edemas y cálculos renales.

 

¿Se comercia a nivel regional, nacional, internacional…? La comercialización es a nivel Nacional, siendo los principales mercados Madrid, el País Vasco, y Barcelona.

 

¿Qué significa la entrada de la lechuga de Medina en Tierra de Sabor? ¿Qué apoyos recibe? La Lechuga de Medina desde el momento de la obtención de la Marca y su certificación, se le abrió la puerta de Tierra de Sabor. Este distintivo puede ser una oportunidad de promoción y comercialización que todavía esta por ver. De momento hemos participado en diferentes ferias, bajo el estandarte que realiza la marca Tierra de Sabor, que nos ha financiado el stand para dar a conocer nuestro producto.

Por otro lado, los apoyos que recibe la Lechuga de Medina ha día de hoy, lo son por haber obtenido la Marca de Calidad, siendo el ITACyL, la Diputación Provincial de Burgos y el grupo de Acción Local Ceder Merindades sus mayores colaboradores.

 

¿Recomendaciones a la hora de comer este producto? La lechuga es un vegetal que se come esencialmente crudo, de esta forma se aprovechan al máximo todas sus cualidades.

 

¿Una receta? Aunque la lechuga es tan versátil y prácticamente combina bien con todo, una buena ensalada aliñada con vinagre, aceite y sal puede ser la mejor forma de apreciar y aprovechar todas sus cualidades.

 

¿Qué futuro asegura al sector? Nos encontramos en un sector y un momento en el que es difícil asegurar nada a nadie, pero si las cosas se hacen bien, estamos convencidos, y por ello trabajamos que la Marca de Calidad, Lechuga de Medina, creará una demanda en el mercado que permita a los que de ella viven, poder seguir haciéndolo.