Una superficie de alrededor de 4.000 metros cuadrados ubicados bajo la atenta mirada de la sierra segoviana y a camino entre la capital y las localidades de Palazuelos de Eresma y el Real Sitio de San Ildefonso, acogerá el futuro Palacio de Congresos de Segovia que se encuentra al 70 por ciento de su finalización. Ubicada en la finca Quitapesares, en el conocido complejo deportivo La Faisanera Golf, e impulsada por la Diputación Provincial como accionista mayoritaria de la sociedad Segovia 21, la infraestructura se presentó hoy durante una visita como un espacio “versátil” y adaptado a las “necesidades” de este tipo de centros.

Tras modificar el proyecto inicial del edificio cuya finalidad era el de acoger la Casa Club del complejo de ocio, el arquitecto responsable Eduardo Rodrigo, pudo dar a conocer los detalles de la obra ‘in situ’ tanto al presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, como a los diputados delegados de la institución provincial y a los medios de comunicación. “Pondrá a Segovia en el mapa de los centros de congresos en ciudades medias”, aseguró.

El edificio que a su vez ya intentó recuperar con la Casa Club años atrás las características del antiguo pabellón de caza de La Faisanera, mantendrá algunos elementos originales de la misma como la arquería de granito en el pórtico de entrada al Centro de Congresos así como algunos muros de mampostería en el interior del recinto. Tras reanudar unas obras paralizadas durante 14 meses con un objetivo totalmente nuevo, el espacio indispensable que afrontar será sin duda el de la sala principal que se levantará sobre 1.200 metros cuadrados en el patio central del edificio que será cerrado con una cúpula.

En su interior 800 butacas acogerán los actos programados para el nuevo espacio que compartirá, pero no mezclará protagonismo con los jugadores que se acerquen al complejo. En este sentido, la modificación del proyecto inicial para separar la zona de usuarios y la de congresos supuso el mayor esfuerzo para el arquitecto, como confesó en declaraciones recogidas por Segoviaudaz.es

Aunque se haya intentado mantener al máximo los ritmos del edificio histórico, el arquitecto incidió en el uso de nuevos materiales como la iluminación LED o el empleo de otros elementos característicos en el interior de la sala principal como el tradicional esgrafiado segoviano. “Además, las instalaciones serán sostenibles y respetuosas con el entorno en el que estamos”.

Junto al “espacio diáfano” de la sala principal se dispondrán además otras salas de menor tamaño, destinadas a reuniones, a la traducción, a los camerinos, un bar y la cocina entre otras estancias. Fuera, el área de aparcamiento dará servicio a congresistas y jugadores y el jardín proyectado incluirá restos de columnas o balaustradas halladas en la obra tras la excavación.

 

Críticas “poco inteligentes”

“Hay especialistas en las buenas noticias, convertirlas en malas”, lamentó hoy el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, para referirse a las críticas levantadas desde el PSOE contra el proyecto.

Destacando la “posición poco inteligente” de los socialistas, Vázquez recordó el apoyo prestado por los ‘populares’ en los inicios de proyectos como el Círculos de Bellas Artes y la Tecnología de Segovia (CAT) o en la Candidatura a la Capitalidad Europea de la Cultura, Segovia 2016. “Aquí no hay fronteras”, señaló el presidente de la institución provincial para achacar a los socialistas que, al contrario que su equipo, no se pongan “a disposición de las buenas ideas”.

Vázquez subrayó el impulso económico que el Palacio de Congresos otorgará a la capital y a la provincia gracias al apoyo de los empresarios segovianos y de la Junta de Castilla y León, cuya aportación vendrá determinada a través de una fórmula de financiación que contempla un crédito aplazado hace 10 años. “No hay que hacer desembolso inicial”, apuntó para señalar a estas fórmulas como idóneas en tiempos de crisis.

“No entiendo las críticas que se realizan si no son desde un punto de vista partidista”, señaló el presidente de la Diputación para asegurar que “es de una bajeza de miras bastante importante” puesto que la repercusión llegará a la capital al no existir espacio suficiente en restaurantes ni lugares de hospedaje en el complejo.

Alrededor de un año o dos, estimó el presidente de la Diputación, el Palacio de Congresos contará además con el vial de llegada hasta la estación de AVE Segovia Guiomar. Según aseguró, su equipo prepara la petición para la orden de estudio de la que tendrán que hacerse cargo la Junta de Castilla y León y el Gobierno central. En este sentido, aseguró que la institución que preside se prestará a “colaborar en que se realice lo antes posible”.