Desde que se estrenó tenía ganas de ir a verla. Los ingredientes de Two lovers me resultaban atractivos: una historia de amor desde el punto de vista de un hombre, Joaquín Phoenix como prota y James Gray (La noche es nuestra) como director. Se estrenó hace más de 2 años en Estados Unidos pero, una vez más, nos llegan las cosas cuando nadie lo espera, sin ningún tipo de promoción y el menos interés de las distribuidoras.

Tenía muchas expectativas y Two lovers no me defraudó. El corazón enfermo y dolorido de Leonard, el protagonista, me conmovió e hizo que me pusiera en su lugar. Phoenix, protagonista de Gladiator y En la cuerda floja, ya se ganó el reconocimiento de los críticos y el público en sus papeles de Cómodo y Johny Cash, brillantes interpretaciones que le brindaron sendas nominaciones al Oscar de la Academia de Hollywood. Sus gestos inquietantes y esa mirada, a medio camino entre la ternura y la locura absoluta, son capaces de llevarte hasta donde él quiera, convenciéndote de lo que hace.

La historia comienza en un momento de desesperación para Leonard. Ha vuelto a la casa de sus padres después de que su prometida acabara con la relación, por culpa de una enfermedad que les impedía tener hijos. Trabaja en la tintorería de sus padres, sin el menor interés por nada, ni por nadie. Pero cuando estaba a punto de cerrar todas las puertas a una vida feliz, aparecen dos chicas dispuestas a abrir sus ventanas: Michelle y Sandra. A la primera la tiene pero él no la desea, a la segunda la quiere pero no puede tenerla. Así que sus quebraderos de cabeza comienzan en este punto.

En el momento álgido de la película, hubo un problema con el proyector y las luces se encendieron, lo que provocó muchas quejas en la sala y consiguió que me enfriara. El momento más intenso del film quedó chafado por un fallo técnico. El fútbol es así. A pesar de eso, me emocioné, me conmoví y me entristecí. Me compadecí de ese Leonard tan perdido, sobornado y chantajeado.

Wineth Paltrow, Vinessa Shaw e Isabella Rossellini son la cara femenina del reparto. 3 visiones distintas de entender la vida y el amor. Cada una, a su manera, intenta ganarse el interés-cariño-amor de Leonard.

Aunque seguro que no la encontráis en muchas salas, os recomiendo esta película, una visión diferente del amor y el último trabajo de Joaquín Phoenix antes de que anunciara que dejaba la interpretación. Otro día hablaremos de eso,  hay muchas teorías sobre la mesa.