El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, ha señalado que el Ayuntamiento de Segovia continuará luchando para erradicar la venta de alcohol a menores en establecimientos de la capital. Así lo ha manifestado tras llevar a cabo el cierre del local ‘Burbujas’ en las inmediaciones del Acueducto de Segovia el pasado fin de semana. «Haremos cumplir la ley sin que nos tiemble el pulso y no me guste», ha aseverado el edil.

La venta de alcohol a menores continuará siendo sancionada duramente por el Consistorio aunque como ha señalado Arahuetes, no se trate de perseguir a nadie sino que «si nos comunican o pillamos esta situación no nos quedará más remedio que sancionar», ha añadido.

Además del cierre del local se ha impuesto una sanción que «no fue baratita» manifestaba Arahuetes, quien ha dado a conocer que dicho negocio había sido sancionado con anterioridad aunque «no recurría en reincidencia porque la Ley marca que tiene que ser en un tiempo determinado».

En este sentido de hacer cumplir la ley, el alcalde de Segovia ha comentado que la presencia policial en el barrio de San Millán ha aumentado debido a la petición de los vecinos «tras los últimos altercados y situaciones violentas», para lo que el Ayuntamiento ha comenzado a trabajar de manera coordinada con la Policía.

«Haremos que los establecimientos cumplan la ley», señalaba el alcalde de Segovia, quien ha añadido que no se trata de «acoso y derribo» hacia la hostelería, sino de evitar situaciones conflictivas.