Las negociaciones que el Ayuntamiento de Segovia mantiene en aras de la creación del Palacio de Congreso de la ciudad podrían echarse para atrás por unas declaraciones del portavoz del grupo municipal popular, Jesús Postigo recogidas en un diario segoviano en las que señala que en Segovia no es necesario un edificio de estas características. Así lo ha manifestado, indignado, Pedro Arahuetes, alcalde de Segovia, señalando que una de las tres empresas con las que el consistorio estaba negociando se ha puesto en contacto con él para mostrar su sorpresa ante esta reacción del grupo que mayor representación ha tenido en Segovia en las últimas elecciones. “A partir de hoy me temo que vamos a tener muchos problemas y creo que se va a echar para atrás”, señalaba del proyecto.

El alcalde ha tildado de “irresponsabilidad total” y de “política rastrera”, las declaraciones del popular a la vez que le ha pedido “que se calle y no dinamite nuestros proyectos”. Asímismo Arahuetes ha lamentado que Jesús Postigo intente “echar por tierra un proyecto de muchos meses de un equipo de gobierno que hasta ahora iba bien”.

El alcalde de Segovia ha remarcado la “importante inversión” que supone la creación de este Palacio de Congresos en la ciudad y ha criticado que Postigo no mantenga una “mínima responsabilidad”. Además, ha manifestado que “es una desgracia tener esta oposición. No se pueden lanzar manifestaciones de estas características cuando se están manteniendo importantes conversaciones con empresas dispuestas a hacerse cargo de estas instalaciones”.

Por otro lado, Arahuetes ha señalado que entre las “excusas” de Postigo cita que el Palacio de Congresos de Ávila no es eficaz. “Mire usted a mi que me importa. Ellos sabrán como gestionan el Palacio de Congresos de Ávila, ni lo sé ni me importa”, señalaba el edil para añadir que “yo se como se gestionaría un Palacio de Congresos en Segovia y sería rentable”.

“Esto es lamentable, es bajeza moral, política de la mala”, concluía Pedro Arahuetes.