Segovia registró en noviembre una subida del 0,6% en los precios respecto al mes anterior, una media superior a la regional, en la que el incremento de situó en 0,5% según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En lo que va de año, la provincia segoviana fue una de las provincias en la que más subieron los precios con un incremento del 2,7%, igual que León y por detrás de Burgos que con un 3,1% fue la provincia en la que más creció el IPC. Los datos se repiten respecto a la tasa interanual en la que Burgos sufrió la mayor subida con un 3,6% seguida de Segovia y León con un 3,4%.

En Castilla y León, los precios se incrementaron en el mes de noviembre un 0,5 por ciento respecto a octubre, lo que supone una décima más que la anotada por el conjunto de las comunidades. Así, la tasa interanual se sitúa en el 3,2 por ciento en la Comunidad, tres décimas por encima de la nacional, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, en lo que va de año, los precios aumentaron en la autonomía un 2,6 por ciento, mientras a nivel nacional la subida fue cuatro décimas inferior.

En términos mensuales, el grupo de vestido y calzado registró el mayor incremento del IPC tanto en la Comunidad como en España (4,9 por ciento), mientras que también creció el de menaje (0,5 por ciento), transporte y vivienda (0,4 por ciento), enseñanza y alimentos y bebidas no alcohólicas (0,3 por ciento) y los grupos de bebidas alcohólicas y tabaco y otros (0,1 por ciento). Del otro lado, bajaron los grupos de ocio y cultura (0,8 por ciento), de hoteles, cafés y restaurantes (0,4 por ciento) y medicina (dos por ciento) y se mantuvieron invariables los de las comunicaciones.

En lo que va de año, donde la Comunidad experimentó un crecimiento del IPC del 2,6 por ciento, frente al 2,2 por ciento de España, solo bajaron los precios en los grupos de medicina (2,1 por ciento), por debajo de la caída del conjunto nacional, que se situó en el 2,9 por ciento y el de las comunicaciones y el ocio y la cultura (1,5 por ciento). El resto de grupos creció en Castilla y León y en España.

Así, el grupo de vivienda acumuló el mayor aumento del IPC en la Comunidad (7,5 por ciento), mientras que en el conjunto nacional este grupo registra un aumento acumulado del 5,7 por ciento. Además, subió un cinco por ciento el de transporte (una décima más en España); bebidas alcohólicas y tabaco, donde crecieron un 4,2 por ciento (igual que en España); enseñanza, un 3,3 por ciento (2,8 por ciento); otros, un 2,5 por ciento; vestido y calzado, un 2,1 por ciento (un 4,2 por ciento en España); alimentos y bebidas no alcohólicas, un 1,9 por ciento más (un 2,2 por ciento en el conjunto nacional); menaje se incrementó un 1,1 por ciento (uno por ciento) y hoteles, cafés y restaurantes subió un uno por ciento en Castilla y León, igual que en el conjunto del Estado.

En términos interanuales, los precios subieron el 3,2 por ciento, sobre todo, por el crecimiento de las bebidas alcohólicas y el tabaco (10,8 por ciento), vivienda (8,4), transporte (siete por ciento), enseñanza (3,4), otros (2,7) y alimentos y bebidas no alcohólicas (2,2).

Solo bajaron los precios en el capítulo de medicina (dos por ciento) las comunicaciones (1,5), mientras que se mantuvieron igual en ocio y cultura. Los menores incrementos correspondieron al vestido y calzado (0,5), menaje (1,1), hoteles cafés y restaurantes (1,4).