El Programa de Acogimiento Familiar es una medida de protección y un recurso que permite que niños/as que han sido separados de su familia biológica por diversas problemáticas puedan convivir durante un tiempo con otra familia, hasta que puedan volver con sus padres biológicos o hasta que se determine otra medida de carácter más estable para ese menor, será el tema principal de la Charla que tendrá lugar el viernes 29 de noviembre de 2013 a las 18 horas en Hontanares de Eresma, en el Centro Cultural el Manantial del Eresma. Dos familias acogedoras segovianas, así como una persona acogida en su infancia, contaran sus experiencias.

Desde Cruz Roja apelan a la solidaridad de todas aquellas personas y familias que puedan y quieran proporcionar un ambiente familiar lo más normalizado posible a niños de manera temporal hasta que su situación se resuelva. Los menores que pueden ser acogidos son niños y jóvenes protegidos por la Junta de Castilla y León, desde bebés hasta adolescentes y grupos de hermanos. Hay niños sin problemas y otros con necesidades especiales (problemas de salud, de comportamiento, con discapacidad,…) aunque es precisamente para estos últimos para los que más familias de acogida se necesitan.

El Acogimiento Familiar es un acto solidario, en el que las familias acogen temporalmente en su casa a un niño o niña como alternativa a la acogida en un centro o recurso residencial aunque desde Cruz Roja recuerdan que el acogimiento no es, en ningún caso, una adopción ya que la adopción es una vía para llegar a ser padre y/o madre y conlleva la filiación, lo que supone equiparar legalmente la situación a la del nacimiento biológico. En el acogimiento familiar, la familia presta su apoyo a los niños y niñas, pero también de forma indirecta a su familia de origen, y lo hace mientras se solucionan los problemas que comprometieron las capacidades de cuidado y crianza o se determina la adopción u otra medida de protección a la infancia.

En definitiva se buscan personas o familias solidarias, preocupadas por la situación de vulnerabilidad que viven muchos niños y niñas en nuestra sociedad y que cumplan con los criterios establecidos por las diferentes Comunidades Autónomas para poder llegar a constituirse como acogedores.

Cualquier familia puede ofrecerse como familia de acogida, independientemente de que sea una familia monoparental, del estado civil, orientación sexual, número de hijos/as… Será necesario de forma posterior conocer en profundidad las capacidades que los adultos puedan ofrecer en relación a las necesidades de estos niños y niñas.

Las personas que se ofrezcan para el acogimiento deberán pasar por un proceso de valoración – reflexión sobre esta decisión y formación hasta llegar a constituirse como acogedor/a según el marco regulador de cada Comunidad Autónoma que determina este proceso. Los criterios que utiliza la Administración Pública para determinar la capacidad de constituirse en acogedor están basados en la motivación y la estabilidad personal, económica y social de las personas que se ofrecen para esta tarea.

Con este objetivo, están colaborando plena, económica y desinteresadamente: la Asociación de Vecinos de Hontanares de Eresma, el Ayuntamiento de Hontanares de Eresma, AFASEGO (Asociación de Familias de Acogida de Segovia).

Todas aquellas personas o familias interesadas que no puedan asistir a la charla, podrán recibir una información amplia sobre el programa acudiendo a la Oficina Provincial que Cruz Roja Española tiene en Segovia en la C/ Camino de la Piedad, nº10 o bien llamando al teléfono 921-44.02.02 y preguntar por Rosa-Henar Burgos (Coordinadora del Programa Familias de Acogida en Segovia).