Poco o nada se puede decir de esta imagen. Este fin de semana, en Segovia, 50 parejas han vuelto a recordar su ‘Sí quiero’ gracias a una entrañable iniciativa del estudio fotográfico Román Larrodé Imagen, que tras fotografíar sus enlaces, han decidido invitar a los contrayentes a una cena, en el Pórtico Real.

Sólo un requisito: Volver a vestirse de novios.

Con sus tocados y maquillajes, algunos incluso en estado de buena esperanza y, lo más importante, con la misma ilusión aunque pasados meses y años, todos ellos compartieron una velada en la que, seguro, recordaron el día más feliz de sus vidas. La estampa fue inmortalizada por el estudio segoviano, quien si no ha entrado en el libro de los Guinnes sí que ha conseguido una imagen insólita en la ciudad…¡¡¡Enhorabuena a todos!!!